En un lugar donde hubo muerte, le dimos una alegría a Chile: Jugador de la Roja
En el Estadio Nacional donde se jugó la final de la Copa América contra Argentina, murieron torturados más de 200 personas y fueron unos 40 mil los detenidos, recuerda Marcos Roitman en La Jornada.
En un lugar donde hubo muerte, le dimos una alegría a Chile: Jugador de la Roja
(Foto: Xinhua)

La primera Copa América de Chile, ganada en el Estadio Nacional este fin de semana, tiene un significado más allá del mero triunfo deportivo,”en un lugar donde hubo muerte hoy le dimos una alegría a Chile”, dijo  el jugador Jean Beausejour, destaca ElMostrador.cl

Según el medio chileno, Beausejour, ante los micrófonos de radio ADN, el afro-mapuche sorprendió relatando: “Uno recién ahora dimensiona lo que pasa. Hace unos días me llamó un profesor de cadetes que me dijo: “Ojalá que en el estadio en que tanta gente sufrió y se torturó puedan tener una alegría“.

Aludiendo a los miles de presos y torturados en el principal coliseo deportivo después del Golpe Militar, el jugador del Colo Colo tuvo un sentido recuerdo para ellos. “Pensamos en eso y muchos rezamos pensando en esas personas”, declaró.

“Un pueblo sin memoria es un pueblo sin futuro”

Por su parte Marcos Roitman Rosenmann, en un artículo publicado por La Jornada, recuerda los momentos difíciles que pasó como prisionero del ejército chileno, en el Estadio Nacional de Chile, tras del golpe militar que impuso la dictadura de Pinochet en el poder.

“En el Estadio Nacional murieron torturadas más de 200 personas y en total habrán sido unos 40 mil los detenidos”, señala en su escrito el sobreviviente.

A continuación, fragmentos del artículo, Estadio Nacional de Chile: la dictadura, presente en la final de la Copa América publicado en La Jornada:

Tal vez los espectadores que concurren al campo y quienes ven los partidos por televisión pueden notar que hay un pequeño sector, en el fondo sur del Estadio Nacional, atrás de la portería, cuyo decorado rompe la modernidad de sus instalaciones. Es la escotilla ocho. Su arquitectura nos retrotrae a principios de los años 70. Vallado a derecha e izquierda, en el cornisamento, una frase nos explica el motivo de tal anomalía: Un pueblo sin memoria es un pueblo sin futuro.

La estructura se mantiene intacta, tal como recibió a los prisioneros políticos detenidos por la dictadura de Pinochet. Allí, en esa escotilla, correspondiente a la puerta 27, pasé mi detención. Fueron semanas de incertidumbre, testigos de los paseos de un encapuchado, flanqueado por militares, señalando a discreción quienes debían ser trasladados a otras dependencias del estadio. Dos compañeros de universidad y militancia socialista, con quienes compartí esos días, tuvieron la mala fortuna de caer en sus manos. Nunca más supe de ellos. En esa escotilla ocho sufrimos dramas que nos marcaron. Un funcionario de la Corporación de Fomento agonizó lentamente. Sus riñones requerían una diálisis que los militares le negaron. Sin embargo, entre nosotros nació una gran solidaridad. Lentamente nos fuimos enterando de la muerte del presidente Allende, el bombardeo a La Moneda, la detención de ministros y dirigentes de la Unidad Popular. Igualmente, la ingenuidad de algunos, entre los que me encontraba, sufríamos los contactos con la tortura, los interrogatorios o simulacros de fusilamiento.

La escotilla era nuestra casa. Tirados en el suelo de cemento, dormíamos y pasábamos gran parte del tiempo. Algunas horas se nos permitió sentarnos en aquellos bancos de madera que hoy son memoria de la ignominia. Allí fuimos miles los huéspedes de las instalaciones. A poco de estar detenidos recibimos la visita de la Cruz Roja y de la prensa. Nos tiraban cigarrillos, sacaban fotos y miraban incrédulos. Seguramente, la publicación en prensa salvó de la muerte a unos pocos. Aun así, en el Estadio Nacional murieron torturados más de 200 personas y en total habrán sido unos 40 mil los detenidos.

Construido en 1938, fue remodelado para el Mundial de Futbol de 1962. Allí se levantó un complejo deportivo, donde coexistían canchas de entrenamiento, un velódromo y pistas de atletismo. Propiedad del Estado, era habitual ver a los estudiantes secundarios de la capital realizar sus competiciones. Los equipos de Santiago, salvo la Unión Española, con su estadio propio, disputaban sus partidos en el Nacional. Asimismo, sus instalaciones acogían eventos internacionales y durante el gobierno de la Unidad Popular se convocaron actos multitudinarios, entre ellos el celebrado el 4 de diciembre de 1971 para despedir a Fidel Castro. Allí el presidente Allende, ante más de 70 mil personas, señaló su voluntad: Se los digo con calma, con absoluta tranquilidad. Yo no tengo pasta de apóstol ni tengo pasta de mesías. No tengo condiciones de mártir. Soy un luchador social que cumple una tarea, la tarea que el pueblo me ha dado, pero que lo entiendan aquellos que quieren retrotraer la historia y desconocer la voluntad mayoritaria de Chile: sin tener carne de mártir, no daré un paso atrás; que lo sepan: dejaré La Moneda cuando cumpla el mandato que el pueblo me diera. Que lo sepan, que lo oigan, que se les grabe profundamente: defenderé la revolución chilena y defenderé el mandato del gobierno popular, porque es el mandato que el pueblo me ha entregado. No tengo otra alternativa. Sólo acribillándome a balazos podrán impedir la voluntad, que es cumplir el programa del pueblo.

…………….

(La Jornada 06/07/2015)

 





    Contenido Relacionado


  1. Chile campeón de la Copa América 2015Chile campeón de la Copa América, por primera vez en su historia (Foto)
    julio 4, 2015 6:42 pm
  2. CILE_MEX_EDITEDCopa América: México sorprende y empata 3-3 con el local Chile
    junio 15, 2015 8:58 pm
  3. balones_chile1Con balones protestan contra la Copa América en Chile, previo a inauguración (Fotos)
    junio 11, 2015 8:51 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Agustín Carstens dejará Banxico el 1 de julio de 2017.
Será gerente del Banco de Pagos Internacionales.