México, vulnerable a grandes organizaciones criminales: ‘Crisis Group’ en CNN
Louise Arbour, presidenta de 'International Crisis Group', dijo que en México llevan poco tiempo trabajando, pero que sin duda será "una experiencia de aprendizaje", sobre todo, por la posición geográfica del país, en el que existen diferentes bandas criminales.
CNN 1

International Crisis Group se encarga de mediar y prevenir conflictos bélicos en el mundo, por lo que se encuentran en México, país que será de gran ayuda para entender el “crecimiento de empresas criminales”, afirmó Louise Arbour, presidenta de dicho organismo.

“México tiene una posición bastante particular en los temas de criminalidad transnacional, el tráfico de drogas, está geopolíticamente centrado, lo que hace que en este país sea vulnerable a la presencia de grandes organizaciones criminales, parecería que necesita dos cosas: iniciativas de largo plazo, profesionalización del sistema legal de la policía, al sistema judicial, para aumentar la tasa de condenas; y reducir el riesgo de condenas erradas, también es muy importante mostrar resultados en el largo plazo. Incrementar la confianza pública de las instituciones, tiene que haber una política dedicada a atender ese problema”, enfatizó en entrevista para Aristegui CNN.

Explicó que “si vemos a nivel mundial el progreso de tráfico de drogas… México ha estado en el lugar estratégico, geográfico, porque es un país de tránsito e inevitablemente empieza a ser un país de producción y consumo“.

Arbour comentó que el grupo que representa “cumplirá 20 años en 2015, comenzamos en los Balcanes, el mundo ha cambiado en estos 20 años y ahora observamos un crecimiento de empresas criminales, que tienen mucha capacidad y afectan la capacidad del Estado”.

Agregó que “nuestro trabajo en América Latina es pequeño, estamos en Colombia, en Venezuela, México es probablemente el caso más interesante para mirar este tipo nuevo de conflicto, pensamos que si empezamos a encontrar soluciones a estos problemas, probablemente sea aquí. Trabajar en México es una oportunidad para nosotros, para mejorar nuestra labor en América central, África Occidental.

“Esto sería una experiencia de aprendizaje, empezamos en Guatemala, es un esfuerzo experimental de nuestra parte, las soluciones que proponemos en distintos tipos de conflicto, están basados en esfuerzos diplomáticos, conversaciones por la paz. Cuando enfrentas grupos criminales de gran escala, las soluciones van a hacer muy diferentes, por eso pensamos que va a ser aprendizaje, para nosotros mismos. Hacemos investigación de campo, recomendaciones políticas, vamos a desarrollar una metodología de prevención de conflicto, de mitigación de conflicto, de resolución de conflicto, diferente a lo que hemos hecho”, señaló Arbour.

La presidenta del International Crisis Group indicó que “Guatemala es un país mucho más pequeño, tuvo una presencia de Naciones Unidas muy prolongada… estamos mirando en México, en un sistema federal muy complejo, con un fuerte involucramiento del Ejército en el sexenio anterior, ahora hay un cambio… hemos hecho trabajo en Michoacán, miraremos Ciudad Juárez para entender, ¿por qué la situación parece que ha mejorado?”.

Puntos de mayor conflicto en el mundo

De acuerdo a Arbour en los últimos años ha habido “una atención considerable hacia el Medio Oriente, relacionado con la denominada Primavera Árabe, lo que parece que es una década de levantamientos; África continúa experimentando una gran cantidad de inseguridad, hay muchos problemas en Asia, en Afganistán, en Paquistán, en Asia Central, lugar del que nadie habla, pero está lleno de países frágiles, con debilidad institucional”.

“Hay muchas personas hablando ahora de una crisis en la gobernabilidad global. El mundo salta de la administración de un conflicto a la administración de otro conflicto. Este año fue primero Malí, después la República Centroafricana, el sur de Sudán, y ahora Ucrania, en el intermedio Siria, un conflicto irresuelto. El proceso de paz entre Israel y Palestina, el cual muestra retrocesos”, agregó.

Sobre la crisis en Ucrania

Arbour dijo que “estamos en el proceso de publicar nuestro primer informe sobre Ucrania, hasta hace poco no era un país de los más riesgosos. ¿Por qué Ucrania se vuelve en lo que ahora pareciera ser la desaparición de ese país y ahora una guerra civil? Es difícil predecir cuáles son los detonadores”.

También señaló que hay un gran sector de la población que no solamente es ruso hablante pero que “quisiera una relación más estrecha con Rusia. Entre ellos y los ucranianos no han permitido a Ucrania tomar decisiones sobre su propio destino, así que eso ha agravado la crisis”.

Añadió que “el marco de prevención mutua está todavía en vigor, esto es todavía un balance. Debería hacernos tener confianza en que no va haber problemas en el lado nuclear, la globalización no sólo es una mutua contención, sino es una mutua dependencia. Podemos ver lo tímida que es la Unión Europea cuando habla de las sanción es a Rusia, porque las sanciones van afectar mas a la Unión Europea que a Rusia”.

“Hay mucha ambivalencia en el mundo, a pesar de que la anexión de Crimea a Rusia es una clara violación a los derechos humanos y los derechos internacionales”, indicó.

Arbour precisó que “el liderazgo ruso actual ha hecho muy claro que hay una nostalgia del marco de la Unión Soviética, no es tan sorprendente lo que está pasando en Ucrania, no es una nueva doctrina rusa. Los rusos ven su vecindario inmediato  como un área de atención especial, quieren hacer en Ucrania lo que hicieron en Georgia, que fue anexar dos regiones y dejar el resto en un limbo legal. Quizá están buscando desestabilizar a Ucrania”.

“Ahora pareciera que sí (Ucrania es el mayor conflicto del mundo), en parte porque la prensa internacional es muy occidental y va a prestarle mucha atención ala tema de Ucrania; pero nosotros nos enfocamos también en las tensiones que hay entre China y Japón, los riesgos de guerra puede que no sean tan grandes, pero pueden ocurrir accidentes”, acotó.

Lo que está pasando en Ucrania, a pesar de este discurso, de la “resurrección de la Guerra Fría”, probablemente sea desproporcionado, teniendo en cuenta cuanta gente es afectada por otros conflictos, dijo.

Y en cuanto a lo que ocurre en Venezuela, comentó que “lo más sorprendente es la timidez de los mecanismos regionales para hacerse cargo de este conflicto, que debería de ser resuelto por mediación. Me sorprende y me decepciona que América Latina no haya sido particularmente activa en mediar de conflictos bastante serios en su propia región”.



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Agustín Carstens dejará Banxico el 1 de julio de 2017.
Será gerente del Banco de Pagos Internacionales.