Monja demanda a la iglesia católica de Chile por caso de violación
"Me calumniaron, me dijeron que yo era culpable, que yo lo hice a propósito", relató la monja sobre el trato que recibió por parte de las autoridades religiosas.
BBC

Francisca ha demandado al arzobispado de Santiago y a las hermanas clarisas capuchinas, luego de no haber recibido su apoyo tras ser violada cuando formaba parte de la congregación.

Fue en 2012 cuando la hermana Francisca fue designada -por la madre superiora del convento en el que vivía en Santiago de Chile- para hacerse cargo de la alimentación de un grupo de hombres que llegaron al lugar a hacer algunas labores de reparación.

Sin embargo, sería uno de esos hombres, Hernán Ríos Valdivia, quien abusaría sexualmente de la monja y ella por temor a ser juzgada por la congregación decidió no decir nada.

“Uno como mujer se siente incapaz de hablarlo, con el miedo de te lo van a creer, no te lo van a creer, con amenazas. Y preferí callar”, cuenta Francisca de acuerdo con la BBC.

Las cosas se complicaron cuando tres meses después descubrió que estaba embarazada y sus hermanas lo tomaron bastante mal.

“Me calumniaron, me dijeron que yo era culpable, que yo lo hice a propósito”, relata la monja, “Busqué, pedí, supliqué, les dije que era inocente. Mis hermanas fueron muy crueles conmigo”.

Desde entonces Francisca recibió constante acoso por parte de las otras monjas, quienes querían que renunciara voluntariamente y se fuera, incluso fue acusada de robo.

Ella terminó abandonado la congregación e inició un proceso legal en contra de su agresor y con apoyo de algunas organizaciones dio en adopción al bebé.

Mientras que en noviembre de 2015,  Hernán Ríos Valdivia fue condenado por violación.

Pero para Francisca, ésto no ha sido suficiente pues a pesar de tener a su agresor tras las rejas, ella ha decidido también pedir justicia ante el maltrato recibido en el convento y el nulo apoyo recibido ante impactante situación.

Por su parte en el arzobispado niegan que el actual cardenal Ricardo Ezzati estuviera al tanto de la situación.

“El obispo no se mete en mucho detalle de la vida interna, ordinaria y cotidiana de las monjas”, asegura Jorge Concha, obispo auxiliar de Santiago.

Desde la principal sede de la Iglesia católica en Chile aseguran que se enteraron del caso cuando les notificaron la demanda y que nunca fueron informados anteriormente ni por la afectada ni por la madre superiora.

(Con información de BBC)



Temas relacionados:
Mundo
Religión


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]