Agresiones contra periodistas, en su punto más alto desde el año 2000, indica Artículo 19
14 asesinatos de comunicadores en 2016 y 2017 demuestran que México es el país más peligroso para ejercer el periodismo de AL: ex relatora de CIDH.
(Foto: Ángel Hernández/Cuartoscuro)

Las agresiones, amenazas y acoso contra periodistas en México siguen en aumento y 2016 se convirtió en el año con más homicidios de comunicadores desde 2000, fecha en la que comenzaron a documentarse las agresiones contra la prensa en nuestro país, revela el informe anual que elabora la organización especializada en libertad de expresión, Artículo 19.

Durante la presentación de su informe correspondiente al 2016, denominado “Libertad en Resistencia”, Artículo 19 logró contabilizar 426 agresiones contra periodistas y medios de comunicación cometidas entre enero y diciembre del año pasado, es decir, un incremento del 7 por ciento con respecto a las 397 agresiones contra la prensa que se documentaron en 2015.

Para la ex relatora especializada en Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Catalina Botero, esta dos únicas cifras, aunadas al espionaje que sufren los medios de comunicación y sus trabajadores, así como la censura y el control de la información mediante el manejo de publicidad oficial, han colocado a México como el país más riesgoso de América Latina para ejercer el periodismo.

Botero agregó que aún cuando hay problemas para ejercer la libertad de expresión en otros países con altos índices de violencia como Guatemala, Honduras y Brasil, o que atraviesan conflictos armados y políticos como Colombia y Venezuela, en México la libertad prensa está bajo la amenaza constante de autoridades y del crimen organizado.

“Decir que México es el país más peligroso para el periodismo en este contexto, si comparamos su caso con el de Venezuela donde la gente no puede ejercer su libertad de expresión o con el de Colombia donde matan sin piedad a líderes sociales, entonces esto quiere decir que se están ganando ese lugar en circunstancias lamentables”, apuntó Botero.

El informe de Artículo 19 revela que durante el 2016, el 53 por ciento de las agresiones contra comunicadores tuvieron su origen en servidores públicos federales, estatales o municipales, incluyendo el asesinato de dos periodistas a manos de funcionarios.

De las 426 agresiones que sufrieron los periodistas en nuestro país durante 2016, 226 fueron responsabilidad de servidores públicos, mientras que otras 31 fueron atribuibles a partidos o candidatos.

El crimen organizado fue el responsable de 17 ataques contra medios y comunicadores, 69 fueron cometidos por particulares y en 83 casos no se pudo determinar quién es el responsable de la conducta contra medios y periodistas.

 

Prevalece impunidad en asesinatos y agresiones contra periodistas

Los asesinatos de periodistas ya llegaron a 30 durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, cifra que está por debajo de los 48 comunicadores asesinados en el sexenio del ex presidente Felipe Calderón.

Durante el gobierno de Vicente Fox, los comunicadores asesinados fueron 22. Hasta el pasado mes de marzo, Artículo 19 documentó el homicidio de 103 periodistas en 16 años.

Entre 2016 y 2017, la cifra de comunicadores asesinados ya es de 14. Los once asesinatos de periodistas cometidos en 2016, superan los 10 homicidios que se contabilizaron en 2006, 2008 y 2010, los años más violentos de la guerra contra el crimen organizado.

A esta cifra, se suman un total de 23 periodistas desaparecidos, 3 de ellos durante el mandato del presidente Peña Nieto, 15 en el sexenio de Calderón y 5 más durante la administración de Fox.

De acuerdo con el informe anual de Artículo 19, la impunidad prevalece en el 99.7 por ciento de estos casos, lo que demuestra que el gobierno mexicano no ha sido capaz de garantizar los derechos a la libertad de prensa y libre expresión, aumentando así la vulnerabilidad de los comunicadores mexicanos.

Para la ex relatora de Libertad de Expresión de la CIDH, las exigencias de justicia que plantea el informe de Artículo 19 para el año 2016 son un acierto y no deberían representar un problema para las autoridades.

En este marco, criticó con dureza que la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle) de la PGR descarte de entrada el ejercicio periodístico como móvil de la mayoría de los crímenes, al grado de hablar de homicidios pasionales por el hecho de encontrar botellas de perfume en la casa de una de las víctimas.

Además, reveló que la PGR se negó a colaborar con ese organismo internacional para esclarecer el asesinato de la corresponsal de Proceso en Veracruz, Regina Martínez, un caso en el que se condenó a uno de los supuestos responsables con testimonios obtenidos mediante tortura.

“¿Qué están escondiendo en el caso de Regina Martínez?”, preguntó.

“La prueba de que Regina Martínez tenía una relación amorosa era que en su casa había perfumes, una prueba que según los investigadores es un dato concluyente sobre el inicio de una relación amorosa. Esa conclusión es absolutamente irracional, es ilógico, no soporta el mínimo análisis crítico y demuestra el patrón en todos los casos para descartar el móvil periodístico”, advirtió.







    Contenido Relacionado


  1. Sólo 3 sentencias por 114 homicidios de periodistas, reconoce PGR
    Abril 5, 2017 4:57 pm
  2. “Gente que trabaja en mi oficina fue violentada”: Mardonio
    Abril 4, 2017 8:04 am
  3. Cierra el diario donde trabajaba Miroslava Breach, periodista asesinada en Chihuahua
    Abril 2, 2017 2:07 pm
  4. 99.75% de delitos contra periodistas quedan impunes: Instituto Belisario Domínguez
    Abril 1, 2017 2:44 pm
  5. ‘Narcomanta’ en Chihuahua; amenazan a Corral y periodistas
    Marzo 30, 2017 4:42 pm
  6. Premio de Libertad de Prensa, para periodista desaparecido desde hace 11 años
    Marzo 30, 2017 7:48 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]