Adolfo Vergara Trujillo, el escritor que colaboró con Los Fabulosos Cadillacs #Letrasynotas
El narrador publica ‘Doble derecho, en Old Fashion’, libro con ritmo de Thelonius Monk.
(Adolfo Vergara/Librosampleados).

La literatura de Adolfo Vergara Trujillo (1975), no deja espacio a contemplaciones. Los cuentos de su nuevo libro Doble derecho, en Old Fashion (Librosampleados), no dejan espacio para contemplaciones. Amante de la música, el escritor mexicano puede presumir de haber aportado el toque literario al nuevo disco de Los Fabulosos Cadillacs.

 ¿Le ayuda a escribir escuchar música?

No sé si a escribir, pero sí a inspirarme o a resolver dilemas narrativos. Tengo un libro completo de relatos sobre música, Rock Fiction, donde reúno los textos publicados en mi columna en la revista Warp. Para mí relato ‘El día en que se apareció el diablo’, me ayudó el disco Misa para el tiempo presente, de Pierre Henry & Michel Colombier. Agustín Lara fue muy importante para mi relato ‘Freak’, el cual de alguna manera es un homenaje a mi padre. Daniel Santos me sirvió para terminar ‘El juego del intestino’, de mi nuevo libro Doble derecho, en Old Fashion; los Stone Roses, figuran en ‘Las entrañas de la selva’. El jazz me funciona bastante bien, sobre todo el jazz de Charlie Parker.

¿Por qué el jazz?

En un momento me clavé en el bebop de Charlie Parker, Miles Davis y Thelonius Monk. El propio título Doble derecho, el Old Fashion, hace una referencia a ese himno ‘Straight no chaser’, de Thelonious Monk.

¿Qué música lo remite a su infancia?

‘Somebody to love’, de Queen, porque fue de las primeras canciones de rock. Mi hermano se acababa de ir de la casa y cuando fui a visitarlo, en su estudio de pintura tenía su estéreo. Le dije que quería escuchar rock y puso está canción. Me sorprendió porque carece de guitarras al principio y empieza con arreglos casi operísticos.

El primer disco que se compró…

Led Zeppelin IV, trae ‘Stairway to heaven’ y poco después, el Get Yer Ya-Ya’s Out, de Los Rolling Stones.

¿Tiene una buena colección de discos?

Sí, tengo casi setecientos discos. Creo que tengo todo de Los Beatles, de los Stones, de Bob Dylan, Led Zeppelin; de mi banda favorita de todo la historia que es Pulp, corrijo me falta Freaks, el segundo.

¿Cuál es su disco más valorado?

Tengo un set de cuatro discos y libro de Camarón de la Isla, llamada La leyenda. Otro al que le tengo especial aprecio es a uno que mandé traer de Copenhague, es la grabación del festival ‘Stairway to heaven/Highway to hell’, viene una versión de ‘Moby Dick’, con la alineación original de Led Zeppelin, salvo John ‘el Oso’ Bonham, a quien sustituye su hijo, Jason.

¿Entre Los Beatles y los Stones con quién se queda?

Como soy tu tipo duro, soy Stone, pero en el fondo soy Beatle, soy un Beatle de clóset.

¿Quién está sobrevalorado?

Hace mucho me clavé en tener los cien mejores discos de rock según la Rolling Stone, en 2004. Junté sesenta, y el peor me pareció Hotel California, de The Eagles, me parece rock para turistas.

¿Qué disco prestó y le dolió no recuperar?

El Blind melon, de Blind Melon; de hecho no soy de prestar discos.

¿Encontró alguna revelación de vida en la música?

Sí, la música es un arte muy directo. Charlie Parker transmite creación, incluso a partir del enojo.

Usted colaboró con Los Fabulosos Cadillacs, ¿cómo llegó a ellos?

Sí, me invitaron a hacer la literatura de su último disco; es el proyecto literario más ambicioso en el que he participado. En 2010, el Sr. Flavio le ofreció un libro a Warp Magazine y la revista me lo pasa para corregirlo, Crónicas de León: diario de gira con Los Fabulosos Cadillacs. Trabajamos juntos con mucha dedicación. Después en 2015, Flavio me pide que le ayude a editar su novela, La máquina de matar pájaros, entonces se me ocurre ofrecerle un epílogo y lo aceptó. El libro salió en noviembre de 2015 y en diciembre me llama para ofrecerme hacer la literatura de la ópera rock La salvación de Solo y Juan, el primer disco de los Cadillacs en diecisiete años. Por supuesto acepté. Fue un proceso intenso y trabajé a partir de un relato original de ellos.

¿A qué le gustaría que sonara su último libro de cuentos?

A ‘Straight no chaser’, de Thelonius Monk, es una canción sobria, seria y muy masculina.

libros



Temas relacionados:
Cultura
Libros
Música




    Contenido Relacionado


  1. ‘El teclado de la computadora tiene su propia música’: Julieta García González #Letrasynotas
    Marzo 30, 2017 3:00 pm
  2. Irán Flores, a los 16 años escribe, gana un premio y escucha a The Cure #Letrasymúsica
    Marzo 23, 2017 5:20 pm
  3. ‘Mi alma máter es el rock and roll’: José Eugenio Sánchez #Letrasynotas
    Marzo 16, 2017 2:52 pm
  4. ‘José Alfredo Jiménez es el filósofo nacional’: Jordi Soler #Letrasynotas
    Marzo 9, 2017 5:52 pm
  5. ‘Un orgullo trabajar con Santa Sabina’: Adriana Díaz Enciso #Letrasynotas
    Febrero 23, 2017 5:37 pm
  6. ‘La política fracturó la cultura cubana’: Boligán #Letrasynotas
    Febrero 16, 2017 2:47 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]