Coinciden analistas en que las encuestas fallaron
Las encuestas y los medios de comunicación buscaban dirigir la opinión pública en beneficio de Enrique Peña Nieto, afirmaron analistas y columnistas
(Imagen: especial)

De  los resultados de 11 estudios de opinión que se dieron a conocer antes de las elecciones de este 1 de julio, sólo tres se acercaron al resultado final del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), ya que los demás difundieron que había hasta 18 puntos de diferencia entre Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador.

A través de columnas y artículos en diversos medios, analistas y articulistas se ha cuestionado la veracidad de los resultados de algunas encuestas en donde se posicionaba al candidato del PRI, Enrique Peña Nieto, en primer lugar de las preferencias con más de 18 puntos de ventaja.

La percepción de los columnistas meses antes de la jornada electoral concluía que la decisión no estaba del todo dicha a pesar de las encuestas y muchos de ellos señalaron que había que revisar la metodología y los resultados que éstas arrojaban, esto, para medir la intención de voto y los votos probables.

En este ambiente postelectoral, los análisis sobre el tema continúan, aquí te mostramos una breve compilación de algunos artículos y columnas de diversos medios publicados al respecto este miércoles.

Reporte Índigo

“Encuestas: del sondeo a la propaganda” por Rodrigo Villegas. En el artículo se menciona que el sondeo de opinión que presentó la mayor distancia entre los votos que tendrían Peña Nieto y López Obrador fue el del periódico Milenio con GEA-ISA, que pronosticó una ventaja para el priista de 18.4 puntos.

Y presenta el contraste que tuvo Berumen y Asociados, “que realizó una encuesta para el Observatorio Universitario Electoral, integrado por académicos de la UNAM y la UAM, y predijo una distancia de 6.1 entre ambos candidatos, la más cercana al Programa de Resultados Electorales Preliminares del IFE. El dato oficial marcó 6.5 puntos porcentuales”.

“Daño colateral” de Andrés Meza dice lo siguiente: “Equivocarse una vez no es grave, pero equivocarse 100 veces seguidas a nivel nacional cacareando certeza estadística, desacreditando a otras casas encuestadoras e intentando manipular a la opinión pública fue un desliz y un abuso monumentales”.

La Razón

Otto Granados publica en su columna Heterodoxias ¿Qué pasó con las encuestas?: “no obstante la capacidad profesional y la amplia preparación académica de varios encuestadores, simple y sencillamente ha habido una especie de corrupción metodológica, es decir, una alteración, deliberada o no, de la información con finalidades políticas o económicas. Dicho de otra forma: que las encuestas en realidad formaron parte de una agenda en función de los intereses del encuestador y/o de quien lo patrocinó”.

La Jornada

En ‘El correo ilustrado’ José Lavanderos menciona que el tema de las empresas que realizaron encuestas “está fuera de control y regulación”. Menciona: “se volvió un fin propagandístico para favorecer a ciertos partidos” mostrando una “deficiencia o laguna mental” en la normatividad de las casas encuestadoras

¿Fue democrática la elección? por Enrique Dussel critica que durante 6 años se haya mostrado a un candidato como favorito y con encuestas distorsionadas que presentaban a un ganador seguro sin serlo.

El artículo del académico Javier Jiménez Espriu titulado “De encuestas, compra de votos y otras atrocidades”:  “no se trató de un error de Milenio-GEA/ISA, sino de un horror. La encuesta planteada no falló, sino todo lo contrario. Logró el efecto que desde un principio buscaba: inducir a la gente que no analiza o considera de buena fe la información con que nos manipulan los medios de comunicación en general. Una maquinación que califica sin ambages la catadura de Ciro Gómez Leyva y la calidad profesional de GEA/ISA y de Milenio. Ya luego se acepta humildemente el error, que al fin y al cabo palo dado ni Dios lo quita y a ellos quién les quita lo cobrado”.

El Economista

Ricardo García Mainou publica “Lecciones democráticas” (primera parte): “nuestras casas encuestadoras no miden bien las elecciones. No era deducción producto del sospechosismo: simple observación de la realidad. Si uno compara las predicciones de Mitofsky, por ejemplo, con los números finales en las últimas elecciones, verá que la diferencia es tal que da igual si un comité técnico diseña la muestra, un ejército de encuestadoras la levanta y sus profesionales técnicos la tabulan y cuantifican o si el mismo comité se sienta en una mesa y se inventa los números. Les queda el consuelo de haberle “atinado” al ganador”.

Más información

“Nos equivocamos en las encuestas”

Hasta 12% de diferencia de encuestas y resultados del PREP

Después hablaremos de las encuestas: López Obrador

 



Temas relacionados:
Elecciones 2012
Encuestas


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]