“Una receta milagrosa”, de Karime Macías para Duarte
Aunque la frase no es de ella, revela que se la contó una amiga de Coatzacoalcos; Duarte la repitió el martes tras su audiencia.
Foto: Reuters

En 2014, en la plenitud del poder, la esposa de Javier Duarte, Karime Macías, escribía columnas para los diarios y medios locales que eran arropados por el gobierno estatal.

En julio de ese año, Macías Tubilla tituló su texto Columna Casa Veracruz: Una receta milagrosaen el cual se menciona la frase que, curiosamente, Duarte repitió el martes tras su audiencia en Guatemala, donde aceptó ser extraditado a México, para enfrentar un juicio por delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita:

¿Quién no ha escuchado mil recetas purificadoras, desintoxicantes, regeneradoras e incluso milagrosas?

Por supuesto yo tengo la mía y hoy se las comparto.

Me la dio hace ya algún tiempo mi amiga Alma Rosa, de Coatzacoalcos. Como cocinera experta siempre doy el crédito de mis recetas a quien se lo merece.

Debo advertir que los ingredientes escasean de vez en cuando en el mercado, así que habrá que ingeniárselas para conseguirlos.

Las cantidades siempre son al gusto o según se vayan requiriendo.

Les aseguro muy buenos resultados y beneficios variados, pero advierto que son a largo plazo.

Aquí les va.

Ingredientes:

Paciencia

Prudencia

Verbal Continencia

Dominio de Ciencia

Presencia o Ausencia según conveniencia.

Se debe consumir a diario para mejores resultados.

Y como la verbal continencia es lo más difícil de encontrar, voy a colaborar haciendo esta columna aún más breve de lo ya acostumbrado.

Que aproveche.

Sin embargo, la frase no es de ella. De acuerdo con medios como Político, esto es algo que se escucha comúnmente en España, donde Duarte estudió el doctorado. Se le atribuye al llamado “Evangelio según San Tiago Montoto”, como se les conoce a las frases del abogado y filósofo de Sevilla Santiago Montoto. No se trata de textos bíblicos ni un libro en particular sino dichos célebres entre los sevillanos que se han quedado en el lenguaje popular.

La frase original dice: “En Sevilla hay que tener paciencia y prudencia, verbal continencia; no exhibir excesiva ciencia, y presencia y ausencia según conveniencia”.



Temas relacionados:
Javier Duarte
SOCIEDAD
Veracruz




    Contenido Relacionado


  1. Corrupción, Duarte y crimen (columnas políticas)
    Julio 5, 2017 7:31 am
  2. Javier Duarte: las pistas y la red que tejió
    Julio 5, 2017 7:24 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]