‘Ya hice las paces conmigo misma’: Laura Restrepo
La escritora colombiana asegura que la democracia se ha convertido en algo amorfo.
Entrevista con Laura Restrepo
(Redacción AN/Alfaguara).

En Pecado (Alfaguara) la novelista colombiana Laura Restrepo (Bogotá, 1950), construye una historia ambiciosa, coral, exigente con el lector y donde la ética es llevada al extremo. Como sacados de un cuadro de El Bosco, los protagonistas Arcángel, el adolescente asesino; Luis B. Campocé, el ejecutivo adúltero; Emma, la descuartizadora; una pareja incestuosa; un verdugo apodado La Viuda; las Susanas, tres hermanas indiferentes o vanidosas, y el Siríaco, profeta soberbio. Todos conviven en el cuadro El jardín de las delicias; todos, también, son una representación distinta del mal. La ganadora de los premios Sor Juana Inés de la Cruz, France Culture, Alfaguara de Novela, Grinzane Cavour y Nacional de Literatura de Colombia habla en entrevista.

Pecado es quizá, de sus novelas más libres en términos de estructura y temas.

Sí. Me estoy volviendo vieja y ahora, cuando tengo una docena de libros publicados, se me antojó hacer un libro sin preocuparme por los géneros. Una pregunta inicial fue: ¿cómo hago para utilizar todos los recursos que he usado a lo largo de la vida para escribir sobre un tema tan difícil como la ética? Decidí echar mano de lo que tenía, sin fijarme en la normatividad que nos restringe. Está el Bosco, Brahms; los tiempos están mezclados, convive el siglo III d.C. con los videos del Estado Islámico. El reto mayor fue construir un hilo narrativo suficientemente fuerte como para que el lector se sienta atraído.

Habla de vejez, ¿ya llegó esta etapa?

A estas alturas ya tengo una noción bastante clara de quién soy. Si eso fuera una escalera, sabría que hasta aquí llegué, tendría que pasar una cosa muy rara para que pudiera escribir algo mejor a lo que ya he publicado. Digamos que ya hice las paces conmigo misma. Uno siempre espera hacer algo mejor, pero hay un momento en el que tienes que decir: esto fue, esto soy.

¿Ya dio su máximo?

No sé si máximo o mínimo, pero esto soy. Hay que dejar ese tipo de preocupaciones de lado y dedicarse a ser lo que uno quiera, sin restricciones. Es un libro escrito con una libertad que anteriormente no había sentido en el proceso de escritura.

El mal o el pecado, temas que implican una reflexión moral y universal.

Sí, supongo que también obedece a la edad y a la saturación de las historias individuales. Últimamente leo más ensayo que novela. El ensayo te mete de lleno en los temas universales. ¿Por qué el individuo se volvió tan fundamental? ¿Qué pasa si el protagonista es el mal en distintas facetas y a través de distintos protagonistas?

Su propuesta es que el lector se proyecte y defina qué es lo que está mal.

Creo que este es el libro donde exijo más al lector. A él le corresponder armar la historia y encontrar los hilos conductores, juzgar que sucede.

¿Qué es el pecado?

Es todo y nada.

Quien esté libre de pecado que tire la primera piedra.

Y más hoy en día donde no está claro cómo nos relacionamos los unos con los otros. Cuando se desploma la ética religiosa, que de alguna manera marcaba con claridad las diferencias entre bien y el mal, era de suponer que la humanidad tendría que construir un código de tipo laico o civil. Pero eso no sucedió. Hoy si alguien que dicta las leyes, es el mercado, que no promueve una ética, sino una antiética de la competencia y de la desconfianza.

¿Qué es el mal? Políticamente, decía Maquiavelo, el fin justifica los medios.

La democracia marca la frontera entre el bien y el mal. El problema es que la democracia se ha convertido en algo amorfo donde se permite, en su nombre, liquidar a un pueblo entero. De modo que tampoco es un parámetro confiable.

En la novela retoma el cuadro El jardín de las Delicias, del Bosco, una obra apocalíptica.

Sí pero prefiero creer en la alegría y en la dignidad del ser humano, he querido que mis personajes respiren entusiasmo. La pereza no me llama la atención. En el cuadro del Bosco, se habla de postulados de la ortodoxia cristiana sobre el pecado, pero quizá también sea una premonición de un mundo calcinado.

No puedo imaginarme esta novela sin esquemas, mapas o diagramas.

Es una novela trabajada a partir de mis obsesiones, de personajes que se me habían quedado entre el tintero o que habían aparecido en otros relatos y que andaban sueltos.

¿Las obsesiones se mantienen o cambian con el tiempo?

Con la edad uno tiene que empezar a recoger sus obsesiones y ponerlas juntas. Supongo que de ahora en adelante, es lo que haré.

¿Le llegó la hora de hacer balance?

No tanto balances, pero sí cogeré mis obsesiones y las contaré con las herramientas de la ficción, el periodismo y el ensayo. Son las ganas de escribir con libertad. Para mí ese libro es una novela, pero si para usted es otra cosa, no tengo ningún problema.

libros



Temas relacionados:
Cultura
Libros


    Contenido Relacionado


  1. El dia que Mohamed Ali conocio a Castro y otros libros sobre el mas grandeCuando Muhammad Alí conoció a Castro, y otros relatos sobre ‘el más grande’
    junio 4, 2016 1:53 pm
  2. presentan novela postuma de fuentesSilvia Lemus y Héctor Bonilla en la presentación de la novela póstuma de Carlos Fuentes
    junio 3, 2016 7:19 pm
  3. libros descuentos y musicaDescuentos, Libros del Zorro Rojo y música
    junio 3, 2016 7:04 pm
  4. historia de la gastronomia y graffiti entre las novedades semanalesGastronomía y grafiti en México, entre los libros de la semana
    junio 3, 2016 9:56 am
  5. PapaTeme Maradona que vida del Papa esté en riesgo
    junio 2, 2016 4:06 pm
  6. Mexico pais invitado al mercado de poesia de parisMéxico, país invitado al Mercado de la Poesía de París
    junio 2, 2016 2:33 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Agustín Carstens dejará Banxico el 1 de julio de 2017.
Será gerente del Banco de Pagos Internacionales.