Crecimiento no ha sido acelerado, pero sí persistente: Carstens
"Nuestro principal reto hacia adelante es precisamente que no se modifique el proceso de formación de expectativas en la economía", afirma el gobernador del Banco de México.
Foto: Tercero Díaz/ Cuartoscuro

La economía mexicana ha registrado un crecimiento persistente durante casi ocho años, distinguiéndose de otros países, destacó el gobernador del Banco de México (Banxico), Agustín Carstens.

Durante su comparecencia ante los miembros de la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado de la República, dijo que desde mediados de 2009 van 30 trimestres al alza, con excepción de un periodo, lo que sólo han registrado otros cinco o seis países, pues la mayoría ha caído.

“Aunque no ha sido muy acelerado el crecimiento, sí ha sido bastante persistente, y en ese sentido sí se distingue favorablemente la economía mexicana con respecto a otras”, subrayó el gobernador.

Respecto a la inflación, señaló que si bien ésta se ubica por arriba del objetivo del Banxico, las expectativas de los analistas indican que cerrará este año en 5.5 por ciento.

Con ello “regresará a niveles adecuados” una vez que pasen los impactos temporales que ha enfrentado, sobre todo por el alza en los precios de los combustibles, destacó.

Carstens confió en que en 2018 la inflación general se ubicará en un nivel cercano al objetivo permanente del banco central, de 3.0 por ciento, pues “ha pagado bien” la actuación preventiva para que México tenga una inflación baja y estable.

Si bien la inflación se ubica actualmente por arriba de 5.0 por ciento a tasa anual y el mercado espera una “burbuja”, consideró que este repunte será temporal y ratificó que el instituto central continuará tomando las acciones necesarias para que regrese a su nivel objetivo.

Mencionó que el principal impacto sobre la inflación proviene del “incremento sustancial” en los precios de las gasolinas al inicio del año como parte del proceso de liberalización de los combustibles, la cual calificó como buena medida para contar con buena infraestructura en este sector y reducir la vulnerabilidad de las finanzas públicas.

Otros factores que han determinado el comportamiento de la inflación en los primeros meses del año son la depreciación del tipo de cambio, el alza del precio del petróleo y el movimiento en las tasas de interés, pero insistió que su efecto será temporal y se desvanecerá en el tiempo.

“Nuestro principal reto hacia adelante es precisamente que no se modifique el proceso de formación de expectativas en la economía y que no se dé este contagio“, argumentó el funcionario, al confiar en que las medidas de política monetaria aplicadas por el Banxico irán teniendo efectos para evitar contagios.

En su última comparecencia ante los senadores de esta Comisión que duró tres horas, previo a que asuma la gerencia general del Banco de Pagos Internacionales, a finales de año, dijo que el Banxico no es más agresivo para revertir estos efectos con mayor rapidez, a través de más alzas en las tasas de interés, debido a que el impacto sobre la economía sería bastante severo.

“Dado que son efectos que nosotros pensamos transitorios es muy posible que el efecto sobre la inflación se vaya a dar después de que ya la inflación por sí misma haya bajado, entonces habríamos aplicado una medicina por decirlo así demasiado fuerte, demasiado traumática sobre la economía sin realmente obtener el resultado que quisiéramos”, acotó.

Carstens resaltó que en las últimas semanas el peso mexicano ha registrado una significativa apreciación, ubicando al tipo de cambio en niveles previos a las elecciones en Estados Unidos; mientras que el precio del petróleo se ha estabilizado y no se prevén aumentos significativos, lo que influye positivamente en el comportamiento de la inflación.

Respecto a los llamados Pre-Criterios de política económica de 2017 y 2018, enviado la semana pasada por el gobierno al Congreso, comentó que si bien tiene espacios de ajustes, los supuestos macroeconómicos “están en el ámbito de lo razonable”, son realistas y adecuados.

En ese sentido, consideró importante seguir con los esfuerzos de consolidación de las finanzas públicas que se ha emprendido en los últimos dos años, lo que refleja los esfuerzos que el gobierno ha hecho para fortalecer y consolidar la posición fiscal del país.

Refirió que en los Pre Criterios se incluye la intención de obtener este año un superávit primario de 0.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), por primera vez desde 2008, y que este llegue a 1.0 por ciento en 2018.

El documento también comprende el objetivo de lograr una inflexión en la trayectoria de la deuda pública con respecto al PIB, la cual en su definición más amplia cerró en 2016 en 50.2 por ciento, y se prevé que este año baje a 48 por ciento y a 47.7 por ciento del PIB en 2018.

“Esto muestra los esfuerzo de consolidación, elementos importantes que reducen la percepción de riesgo sobre México en los mercados y ayuda a tener estabilidad cambiaria y monetaria”, afirmó el banquero central. (NTMX)



Temas relacionados:
Dinero y Economía
Poderes




    Contenido Relacionado


  1. Banxico y la producción automotriz, en “Dinero” con Enrique Galván Ochoa (Video)
    Abril 4, 2017 9:35 am
  2. Más inflación y menos crecimiento en 2017: analistas encuestados por Banxico (Documento)
    Abril 3, 2017 1:49 pm
  3. Defiende Hacienda sus previsiones económicas para este año
    Abril 2, 2017 7:47 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]