El descubrimiento de ‘Narcoamérica’
Los periodistas Alejandra S. Inzunza, José Luis Pardo y Pablo Ferri, recorrieron América para seguir la ruta de la cocaína.
El descubrimiento de Narcoamérica
(Fotos: H. González/Tusquets).

Hambrientos de historias de largo aliento, los periodistas Alejandra S. Inzunza (México D.F. 1986), José Luis Pardo (Coruña, 1985) y Pablo Ferri (Valencia, 1985, emprendieron un viaje por América. Su objetivo, el impacto que tiene el narcotráfico en la vida cotidiana de la gente. A bordo de un Pointer 2003, recorrieron pueblos y ciudades. El resultado de aquel periplo es Narcoamérica, un volumen de crónicas que circulan de Los Andes a Manhattan siguiendo el rastro de la cocaína y que a manera de plus tiene un prólogo de Roberto Saviano.

Las crónicas están por decirlo de alguna manera, escritas a ras de suelo. Es decir, se centran en lo que sucede en las calles.
AI: Sabemos que los delitos de cuello blanco son de lo que menos se sabe pero nunca estuvo en el proyecto porque no podíamos pasar demasiado tiempo en cada ciudad.
JLP: Además nuestro interés era contar historias de gente normal. De pronto los libros sobre narco se quedan en cuestiones técnicas y especializadas. Nosotros queríamos retratar a los ciudadanos de Narcoamérica para que la gente tuviera cierta empatía y entendimiento de las circunstancias y las decisiones de la población, a fin de generar mayor empatía con el público más general.

¿Qué semejanzas encontraron entre las realidades de los países afectados por el narcotráfico?
PF: En los países hay mucha gente vinculada al narco como forma de subsistencia. Ya sea recogiendo hoja de coca en Bolivia o transportando faros de pasta base de la selva peruana para que salga a Brasil o Centroamérica.
AI: En América Latina se repite la corrupción; donde hay instituciones frágiles penetra el narcotráfico, quizá el único país que se podría distinguir es Chile pues tiene instituciones más fuertes.

Exponen que 16 de los 25 países más peligrosos del mundo son latinoamericanos.
JLP: La idea era demostrar que el narco afecta la realidad de los países latinoamericanos pero también queríamos exponer las peculiaridades de cada uno, incluyendo a Estados Unidos porque no queríamos quedarnos en el estigma de que la droga tiene un apellido latino. La Unión Americana es un gran consumidor aunque su realidad no genera muertes, es un problema de salud pública. En Perú hay más tranquilidad aunque anteriormente tuvieron Sendero Luminosa. El triángulo norte de Centroamérica es la región más violenta del mundo. En Colombia el conflicto se ha alejado de los círculos urbanos. El narco se cuela por las fallas de los Estados.

Sin decirlo abiertamente en el epílogo reflexionan sobre el fracaso del combate armado contra el narcotráfico y hablan de la alternativa que supone la despenalización.
JLP: Planteamos que lo hecho hasta ahora no ha funcionado ni a nivel de seguridad ni de salud. Se incrementó la tasa de homicidios y el consumo desde que iniciaron las guerras armadas contra el narco. El objetivo del libro es crear una reflexión sobre algo atroz que ocurre en el continente. En el epílogo apuntamos la necesidad de debatir y replantearse la política de drogas. La despenalización ha permeado como discurso a partir de 2009 pero en ex presidentes, falta que debatirlo desde los funcionarios públicos en activo, más allá de Mujica, y en este caso hay que reconocer que el contexto uruguayo es muy particular porque es un país pequeño.

En Uruguay y en 25 estados de Estados Unidos hay flexibilidad sobre todo hacia el consumo de mariguana. ¿Ven viable una ola expansiva de estos modelos?
AI: Cada modelo tiene su particularidad. Uruguay tiene tres millones de habitantes y no padece problemas de violencia. Cada país tiene su especificidad, lo importante es que se abra el debate porque la droga causa muchos estragos.
JLP: Es algo muy complejo. No basta con legalizarla, ¿después qué sigue? Se regula la mariguana que en términos de violencia, salud y dinero es la menos dañina, no a la cocaína que es la más peligrosa.

Si un kilo de cocaína en Colombia cuesta mil dólares y en Australia se compra en doscientos mil dólares, uno puede entender porque no se legaliza. Es un gran negocio.
AI: Coincidimos con Roberto Saviano. La cocaína es producto viable para el sistema capitalista. Su producción es barata y se rentabiliza doscientas veces más.
JLP: El narcotráfico es una economía importante para muchas comunidades, es una fuente de ingresos para miles de latinoamericanos porque en la mayoría de sus países predominan los estados débiles. En la medida en que comprendamos sus efectos cotidianos podremos enfrentarlo con más éxito.

libros-banner-pie-de-nota





    Contenido Relacionado


  1. Cuentos infantiles que no te debes perderCuentos infantiles que no te debes perder
    marzo 4, 2015 9:12 pm
  2. Publican colección sobre la historia de MéxicoPublican colección sobre la historia de México
    marzo 4, 2015 8:29 pm
  3. Christopher Domínguez la figura de Octavio PazChristopher Domínguez desmenuza la figura de Octavio Paz
    marzo 3, 2015 7:04 pm
  4. Opera medicinalia el libro de medicina impreso más antiguo de México‘Opera medicinalia’, el libro de medicina más antiguo impreso en México
    marzo 3, 2015 6:35 pm
  5. Descubre a los dinosaurios que habitaron MéxicoDescubre a los dinosaurios que habitaron México
    marzo 2, 2015 7:12 pm
  6. Menos ventas y asistentes en la FIL de MineríaMenos ventas y asistentes en la FIL de Minería
    marzo 2, 2015 6:05 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Agustín Carstens dejará Banxico el 1 de julio de 2017.
Será gerente del Banco de Pagos Internacionales.