5 de febrero: El oficio del constitucionalista, artículo de Miguel Eraña Sánchez
El autor presenta una crítica tipología de los constitucionalistas mexicanos y sostiene que el verdadero constitucionalista es un aguafiestas del poder y es visto con recelo por "quienes desean instrumentalizar los medios constitucionales... para la legitimación de actos o iniciativas desvariantes".
Constitucion_Queretaro-4 erh
FOTO: SCJN /CUARTOSCURO.COM

5 DE FEBRERO: ELOFICIO DEL CONSTITUCIONALISTA

 Miguel Eraña Sánchez[i]

Noventa y nueve años exactos de promulgación de la Constitución de 1917 es pretexto suficiente para no obviar  esta fecha del 5 de febrero, y sí para atizar debates  académicos muy transgresores sobre el mismo tema, desde espacios libertarios como  el presente.

Como  es  bien sabido, del Texto de Querétaro ya casi se ha dicho todo.  De ahí que no me  detendré en  sus tópicos más comunes  como son la recontada historia,  la apología de su huella social,  las críticas a su reformismo galopante o  a  la obesidad  preceptiva y, en casos hasta de magia constitucional, en sus fórmulas de abracadabrismo que hacen aparecer contenidos de lo más disparatado en partes de sus 136 artículos.

Por ello centro mejor la atención en ese antiguo y reconocido oficio del  constitucionalista, pomposamente llamado  así tanto por  quienes se lo arrogan con credenciales y legitimidad como por aquellos que saltan desde el desempleo de forma creativa y simuladora para acomodarse entre los que sudan seriamente la camiseta.  La  importancia de  dicho oficio está  en  el  hecho de que en el pasado  como ahora, los profesionales o amateurs del constitucionalismo  siguen desempeñando en México y sus territorios un rol central   antes, durante  y después de  todoca mbio constitucional.

Pese a mi  intención de repasar ya algunas  cuestiones de quienes sí edifican el   oficio del constitucionalista, requiero  antes  referirme  a los  similares  o genéricos que lo desvirtúan.  Para  esto les reservo  –no sin algo de sorna-  la denominación más adecuada de para-constitucionalistas; y precisamente sobre ellos propongo esta  breve tipología  para su  identificación:

–       El  creacionista:   Compréndase aquí  al  orgulloso  descendiente  de Adán (para quien Eva ni cuenta) que encuentra pasable toda cláusula  constitucional sólo y si aprueba su propio test de  la majestuosidad de la ley divina en tanto ley natural. El mismo al que las siglas LGBTTTI sólo le parecen  alocuciones útiles para exorcismos en tanto que colectivos  muy despreciables en sus reclamos de derechos.

–       El gonadocéntrico:  Compréndase  al profesor enciclopédico  (y sus discípulos) sobre preocupado más por extraer cualquier insignificante  o antiguo  precedente (de derechos  o contenidos constitucionales), bien  sea  del Cilindro  de Ciro o de imaginarios papiros de la biblioteca de Alejandría,  pero de los que siempre rescata el carácter  indiscutible  de ser aquellos obra o derechos de  varón.  Si en algún momento lograre un ascenso  al poder público de la nación, no lo ruborizaría que a su  forma gubernamental pueda  llamársele testiculocracia.

–       El intelectual  diestro de palabra y orientación:  Compréndase  en este caso  al liberal de derechas  y conservador  de closet  que  a golpe de  textos pseudo críticos  o de biografías  con sesgo termina siempre dandola vuelta a la  historia para validar el establishment político y constitucional. Sus nexos lo ayudan a  destacar entre los más abrazados de los  cocteles oficiales.

–       El hipster constitucionalista:   Compréndase  aquí  al  intelectual de izquierda  postcontemporánea,  al último grito de la  moda bibliográfica de la decolonialidad;  el cual no duda en justificar satrapías latinoamericanas  o hacer  controles fashion de  constitucionalidad  a  quien no da la apariencia de su grupo urbano.  Como curiosidad,  tampoco hace el feo  a degustar tintos o destilados gramíneos que provengan  de  antiguas metrópolis.

–       Elrepresentante obediente  del pueblo: Compréndase  en este grupo al  [email protected] del ámbito  local  o  federal  que,  para  miniaturizar o  escamotear derechos de minorías o ejecutar pactos por México, usa toda influencia directiva de mesa, comisión de puntos constitucionales  o del pleno para fundamentar pertinencias,  improcedencias u  omisiones legislativas  en tanto que decisiones inapelables de las mayorías. Dicha infalibilidad  aritmética le lleva filosóficamente a preguntarse ¿y quién soy yo para  oponerme?”.Las dietas crecientes en cash le despejan dudas,  lo mismo que las candidaturas partidarias  de  último minuto.

–      El o La constitucionalista part  time:   Compréndase aquí  al incansable  [email protected] laboral  que igual patrocina  negocios jurídicos que coloca  productos  omnilife  o que,   en sus  ratos  libres,  pule iniciativas  de  reforma constitucional.  Su huella se encuentra en iniciativas  de un partido como el del Tucán enchapapotado o de cualquier otro;  y sus exposiciones de motivos  oscilan  entre defender el hábitat  o la vida (incluso,  desde el momento mismo de la eyaculación),  a  la promoción directa de  la pena de muerte… con excepción de los delitos de corrupción funcionarial.   Es realmente un todoterreno y no es  extraño verl@ en la  academia.

–      El aspirante a constituyente:  Compréndase a quien  posee  una gran destreza para ajustar el CV personal  y al mismo tiempo  es dueño de  una característica de superioridad  genética:   ve todo en forma  monocromática  (según la facción que lo reclute) siempre a  satisfacción total  del  empleador.

–       El  maestro espiritista: Compréndase aquí  al  exégeta  (y su compañía de orantes) convencidísimo de que en su carácter de médium encontrará el espíritu originario  del  legislador constituyente  o  reformador. De dichos trances místicos surge la mayoría de interpretaciones autoritarias  y negadoras  de derechos permanecientes a la fecha, lo cual favorece que  más de  un espiritista  ocupe  asientos en la Corte o en el TEPJF.

Habiendo ya cargado la mano  a toda la  fauna de  personajes anteriores,   considero posible plantear estas mínimas  conclusiones  (de bastante discutibilidad):

Primera:   Hay   una clara sobrepoblación  de para-constitucionalistas  que día a día exploran posibilidades  de  emplearse en todo el país.  Con tal creatividad  ilimitada, suelen obtener  rápidas contrataciones  tanto en las  31 Legislaturas estatales, la Asamblea capitalina  y en ambas cámaras  del Congreso de la Unión,   como  en  las  consejerías  jurídicas  de 33  Poderes ejecutivos que funcionan en la República  (32 dentro de las entidades y 1 en la presidencia nacional).

Para comprobar  lo anterior,  repásense estadísticas y el número abultado de  decretos  reformistas de los  Textos constitucionales  de las entidades  y los propios de la Nación,  además de revisarse el vendaval de iniciativas  del mismo  contenido que  saturan  las respectivas congeladoras legislativas.

Parafraseando al  profesor Leoni, resumiría que en las entidades de la República y en el congreso de la Unión habita y circula imparable un legislador  motorizado.  Y agregaría que de suyo es irreflexivo,  demagógicamente incontinente, acrítico y bastante  ingenuo frente a las charlatanerías de prestadores de servicios para-constitucionales.

Segunda: Ante tan obscuro panorama ¿qué hacer para identificar  fielmente al buen constitucionalista si no hay detectores digitales  o  inteligentes que lo logren?

Como la respuesta es inalcanzable,  aquí sólo pergeño algunos comportamientos y  características de él esperables:

El Constitucionalista real es un aguafiestas del poder. Quienes desean  instrumentalizar  los  medios constitucionales al alcance de éste (partidos, funcionarios, candidatos, poderes fácticos)  lo miran con actitud recelosa  y cauta,   porque  descontadamente  saben que de sus opiniones  no saldrá la presa atrapable para la legitimación  de  sus actos o  iniciativas desvariantes.

Es más, en el fondo admiran su pericia de anticipar  anomalías  prácticas de cualquier modificación  a  las reglas del juego constitucional, en tanto que les previene con implicaciones múltiples del cambio.  Para ello, el profesional les reclama sosiego y estudio dentro de los procesos  institucionales,  siendo un amigable  escrutador  de todo tipo de dictámenes (de impacto político-social-económico, o  regulatorio).

Es reconocido por ser un  claro  adversario de evacuar  abusos verbales en  los artículos transitorios de las constituciones,   y de textos farragosos y  extraviados dentro de  los cuerpos constitucionales ya mejor  ni le hablan.

También, es defensor nato de los asuntos  invisibilizados; en especial, del cuidado de los derechos fundamentales sin  pensarlos en clave de entendimientos mayoritarios. Decir minorías para él  no es un tema espantable, sino el banco  de sus trabajos diarios.

Un buen indicativo es que este  profesional concita dudas permanentes  sobre su orientación  ideológica  (y también que toda facción lo repela o lo acerque para apropiaciones orientadoras).  Pero si la vox  populi  lo empotra en  un lado del espectro, lo más  probable es que no se esté  frente a un constitucionalista,  sino conviviendo con un consumado político que igual ejerce  aquel oficio de medio tiempo.

De manera reiterada, a  personajes de este perfil se les ve recordando que  el Estado Constitucional  no es entendible  sin  equilibrar sus tres formas simultáneas de adjetivación vigente (ninguna prescindible), convencido que al tiempo de propulsarse el  Estado de Derecho,  debe articularsetanto un  Estado Social  y  un  Estado Democrático  integralmente.

Tercera: Sólo algunas reflexiones últimas.

Si ya vemos que sigue arreciando  la  discusión nacional sobre el  papel  de las constituciones (y  de sus cambios), dejo aquí  preguntas finales con  un cambio metodológico:

¿A quién responsabilizar, entonces,  de  situarnos en el estado  actual de  cosas en esta materia? ¿A las Constituciones o a quienes  ejercen el oficio de forma  genuina  o  amateur en  el constitucionalismo?.

Es  hora ya de que  cada quien se  haga  cargo de sus responsabilidades.

La tarea siguiente es desenmascarar a esas modernas Penélopes que de día  tejen y saturan de contenidos insustanciales a las constituciones mexicanas  y, de noche,  destejen y redactan  los siguientes proyectos  para  la firma presta de legisladores incompetentes.


[i]El autor  es Coordinador de la carrera de Derecho en  la Universidad Iberoamericana de la CDMX,  y un declarado  dubitante de su especialidad  en Derecho Constitucional.

 
expeidente-bandera1



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Parodia Gael García video de los XV años de Rubí,
Lo hizo en un programa en EU.
jramiroMX ...yo y AMLO
Gael García realiza parodia de la invitación a los XV años de Rubí (VIDEO) https://t.co/gkyjLKWfVr
0 retweets 38 minutes ago
edgarbenz Edgar Benzor
Gael García hace parodia de invitación a los XV años de Rubí https://t.co/CINJi9YE90 vía @YouTube
0 retweets 39 minutes ago
e_MagazinePue e-consulta Magazine
Gael García Bernal realiza parodia de invitación a los XV años de Rubí https://t.co/8FhdbfpFgX https://t.co/AwLfGKIInZ
0 retweets 48 minutes ago
RevistaKapricho RevistaMiKapricho
Esto ya se descontrolo ¡Gael García Bernal nos invita a los XV años de Rubí! https://t.co/8jUawNURnG
0 retweets 49 minutes ago
CindyVSantos Cindy Santos
Gael García hace parodia de invitación a los XV años de Rubí https://t.co/epThiHAJBQ
0 retweets 53 minutes ago
conmarcopolo Marco Polo Armenta
Video: Mira la parodia de Gael García y ‘El piolín’ sobre los XV años de& https://t.co/1Y0CZyeMRI vía @laopinionla
0 retweets about an hour ago
s_terans Salvador Teran48
Gael García hace parodia de invitación a los XV años de Rubí https://t.co/EpUAKqzR9W vía @YouTube
0 retweets about an hour ago
Hterefit Tifereth
"Gael García parodia invitación a la fiesta de XV años de Rubí", pero si Gael en sí es una parodia. No cabe duda que es el año del payaso.
0 retweets about an hour ago
ortizee21ios08 Esteban Ortiz
Video: Mira la parodia @GaelGarciaB El piolín’ sobre los #xvrubi https://t.co/dlfC0QPNVK via @laopinionla
0 retweets about an hour ago
superhdj2310 hugo de jesus millet
Me gustó un video de @YouTube https://t.co/j0lglrzDRk Gael García hace parodia de invitación a los XV años de Rubí
0 retweets about an hour ago
Swagger_mx Swagger
#PorSiNoLoViste: Gael García 'invita' a los XV años de Rubí > https://t.co/HqLjcKYNg6 https://t.co/JXF2B3X3B0
0 retweets about an hour ago
lauritaortizb laura ortiz
#Destacadas Gael García realiza parodia de la invitación a los XV años de Rubí #VIDEO
0 retweets about an hour ago
SinEmbargoMX Sin Embargo
#Destacadas Gael García realiza parodia de la invitación a los XV años de Rubí #VIDEO https://t.co/DGjHIZ7dqc https://t.co/k4fR1LJxL6
5 retweets about an hour ago