Millones de euros fuera del balance oficial del Vaticano: George Pell
El cardenal sugirió asimismo que, durante siglos, figuras sin escrúpulos se han aprovechado de la ingenuidad financiera del Vaticano y de los procedimientos secretos.
(Foto: catholicherald.co.uk)

El cardenal australiano George Pell, máximo funcionario financiero de la Santa Sede, reveló que en los últimos meses se descubrieron “millones de euros escondidos” y “fuera del balance oficial del Vaticano”.

Lo anterior en un artículo publicado en el primer número de la revista “Catholic Herald”, difundido en Italia y en el cual el purpurado subraya que “el Vaticano no está en bancarrota”.

“En realidad hemos descubierto que la situación es mucha más sana de lo que parecía, porque algunos cientos de millones de euros fueron escondidos en particulares cuentas sectoriales y no aparecen en el balance”, reconoció.

“Y otra cuestión, imposible de responder, es si el Vaticano debería tener reservas mucho más grandes”, añadió.

Pell es uno de los personajes clave en la reforma de las estructuras vaticanas impulsada por el Papa Francisco. En febrero fue designado como prefecto de la apenas creada Secretaría de Economía.

En su texto sostuvo que los reformadores de la estructura vaticana han tenido que afrontar un “enraizado sentido de independencia” entre las diversas oficinas vaticanas.

“Una vez leí que el Papa León XIII envió un visitador apostólico a Irlanda para investigar sobre la Iglesia católica. A su regreso, la primera pregunta del santo padre fue: ‘¿Cómo encontraste a los obispos irlandeses?’. El visitador respondió que no lograba encontrar ningún obispo, sólo 25 papas”, sostuvo el purpurado.

Señaló que así ha sido en el pasado con las finanzas del Vaticano, donde las congregaciones, los pontificios consejos y la Secretaría de Estado (oficina de política interior y exterior de la Santa Sede), han gozado y defendido “una sana independencia”.

“Los problemas se han tenido en casa, como se usaba en la mayor parte de las instituciones, laicas y religiosas, hasta hace poco tiempo. Poquísimos estuvieron tentados de decir al mundo externo lo que estaba ocurriendo, excepto cuando necesitaban una ayuda suplementaria”, constató.

El cardenal sugirió asimismo que, durante siglos, figuras sin escrúpulos se han aprovechado de la ingenuidad financiera del Vaticano y de los procedimientos secretos.

Aseguró que las finanzas vaticanas estaban mal reguladas y autorizadas “a desbandar por largo tiempo”, ignorando los principios contables modernos.

Pero precisó que “eso no existe más” porque nuevas estructuras y organizaciones están llevando las finanzas vaticanas al siglo XXI, “haciendo su funcionamiento transparente y con plena responsabilidad”.

“Una princesa alemana una vez me dijo que muchos estaban habituados a pensar en el Vaticano como una vieja familia noble destinada a resbalar hacia el fracaso. Se nos veía como incompetentes, extravagantes y presa fácil para los ladrones. Este equívoco se está disolviendo”, ponderó Pell.

“Los donadores se esperan que sus donaciones sean administradas en modo eficiente y honesto, para que mejores rendimientos sean obtenidos para financiar las obras de la Iglesia, especialmente las encaminadas a predicar el evangelio y ayudar a los pobres en fuga de la pobreza”, apuntó.

(Con información de Notimex)



Temas relacionados:
Europa
Iglesia


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]