Termina rescate y comienza limpieza en Álvaro Obregón 286
Voluntarios llevaron las herramientas utilizadas en la zona a una bodega temporal en la calle de Durango; un comité ciudadano decidirá su destino.
(Foto: Cuartoscuro/Moisés Pablo).

Por Julieta Riveroll

A mediodía comenzó la limpieza del área aledaña al edificio derrumbado en Álvaro Obregón #286, donde a lo largo de 15 días 28 personas fueron rescatadas con vida y 49 murieron atrapadas en los escombros.

La camioneta de la Agencia de Investigación Criminal de la PGR abandonó el lugar; el retiro de numerosas carpas y transportes que habían permanecido estacionados por días permitió una vista más limpia del inmueble colapsado.

Dos hombres desarmaron un campamento que se levantó con vigas de madera, y al poco rato un par de mujeres barrieron las hojas y la basura acumulada. Otros trasladaron fuera del sitio los reflectores que habían servido para iluminar las tareas de rescate durante las madrugadas.

Los voluntarios del centro de abastecimiento C2, que proveía de herramientas a los rescatistas y brigadistas tanto de la sociedad civil como de las instituciones federales y locales, decidieron trasladarlas a una bodega temporal en Durango#263, a unas cuadras de la zona de desastre.

Un comité ciudadano definirá dónde se llevarán los taladros, sierras, hachas, picos, martillos, desarmadores, machetes, extintores, gatos hidráulicos, guantes, chalecos, megáfonos, lámparas de mano y carretillas, entre otros objetos donados por la sociedad civil.

Beatriz Romero y sus acompañantes trasladaron algunas colchonetas, cobijas y ropa al albergue ubicado frente al Museo del Chocolate, en la Colonia Juárez, donde la gente duerme en la calle.

Se desmontó la carpa blanca en la que varios de los familiares acamparon, por días y noches, en espera de noticias sobre sus esposos, hijos, hermanos, primos o sobrinos.

A las 14:00 horas la calle de Medellín, donde se derrumbó otro edificio, ya lucía llena de cal para desinfectar la zona y la calle de Oaxaca fue abierta al tránsito vehicular.

Roberto Campa, subsecretario de Derechos Humanos de Gobernación, no cumplió con el compromiso de dar una última rueda de prensa en Álvaro Obregó #286 para hacer un balance de las tareas de rescate.

A un líder de los brigadistas se le oyó decir que el Ejército, la Marina y la Policía Federal sacarían a todos los civiles de la llamada zona cero y tomarían control del lugar.



Temas relacionados:
Ciudad de México
Sismo



Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]