Encuestas, útiles pero no decisivas: Meyer y Aguayo

Los analistas de la mesa política de Noticias MVS señalaron que las encuestas de preferencias electorales son un elemento que ayuda a medir las intenciones de voto de la ciudadanía, pero son manipulables y pueden desorientar al electorado
Una manta colocada en el Instituto Federal Electoral invita a la ciudadanía a votar el próximo 1 de julio. (Foto: Pedro Anza/Cuartoscuro)

Las encuestas son un elemento útil para medir las preferencias electorales, pero no deben ser tomadas como una guía porque muchas son pagadas o manipuladas, advirtieron los analistas Sergio Aguayo y Lorenzo Meyer.

En la mesa política de Noticias MVS primera emisión, Aguayo afirmó que las encuestas se han convertido en un actor central de la campaña presidencial en México, pasando de un “prolongadísimo ayuno” a un “atracón irrefrenable” de encuestas.

“Cada quien cita las que le conviene o manda hacer las que quiere (…) habrá que esperar unas semanas a que se estabilicen las aguas. Hay que darles validez para incorporarlas, pero no creerles, tomarlas como elementos de análisis” solamente, sugirió el columnista.

Por su parte, Lorenzo Meyer indicó que los resultados de una encuesta están sujetos a los encuestadores, quienes deben ser vigilados por un jefe de equipo para evitar errores u omisiones que hagan variar los resultados, “la misma pregunta hecha con una entonación diferente da resultados diferentes (…) la encuesta se puede hacer en la mesa de un café”, advirtió el historiador, por lo que apuntó que los sondeos no son elementos seguros, “pero son los únicos que hay”.

Meyer sentenció que las encuestas son el escenario donde se pueden ensayar de la mejor forma los “trucos e intrumentos desorientadores”, estrategia que es posible en una democracia joven como la mexicana, donde impera la desconfianza en las instituciones electorales.

“Somos unos niños en materia de democracia (…) posiblemente en una democracia muy añeja no haya ni necesidad ni lugar para ello”, expresó.

Los analistas coincidieron en que, de continuar el curso de las preferencias electorales como lo marcan las encuestas hasta hoy, en la elección del próximo 1 de julio se podría repetir el escenario de la de 2006, donde la diferencia entre el puntero y el segundo lugar sea muy pequeña.

“Tendremos un momento poselectoral complicado y desagradable”, indicó Meyer, en tanto que Aguayo apuntó que el momento en que se empaten Enrique Peña Nieto y Andrés Manuel López Obrador será “la clave que va a condicionar el tipo de elección que tengamos”.



Temas relacionados:
Elecciones 2012
Encuestas


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]