‘Peter Gabriel es mi héroe, luz y guía’: Naief Yehya #Letrasynotas
El escritor publica la novela ‘Las cenizas y las cosas’.
(Redacción AN/Literatura Random House).

Hubo una época en la que Naief Yehya (1963) pensó en dedicarse al rock. Alineó en algunas bandas e incluso grabó un sencillo con el grupo Hidden Port. El tiempo puso las cosas en su sitio y lo más cercano que estuvo del rock fue el periodismo: ejerció la crítica musical. Una vez más, los años hicieron un nuevo reacomodo y hoy depende menos aún de la música. No obstante, el autor de Las cenizas y las cosas (Literatura Random House), su libro más reciente, le sigue guardando pleitesía Peter Gabriel, Kraftwerk y a uno que otro más.

¿Qué es la música para usted?

La música es el subtexto de todo, algo que hacía vivible las miserias cotidianas. Aún en los momentos más trágicos, la música me daba posibilidades de escape y de contender; y enfatizaba los momentos de alegría. Durante muchos años de mi vida era impensable estar sin ella.

¿De qué momento doloroso salió con la música?

En especial de los desamores de la adolescencia; los momentos de desencuentro con los amigos, la vida o la muerte. La música le añadió una capa a lo banal o corporal.

En ambas preguntas habla en pasado…

Sí, porque sin querer internet nos proveyó de otro tipo de fondo, incluso medio dominante, entonces empecé a perder la capacidad de escuchar música porque se convirtió en algo distractivo y se devaluó un poco.

¿Pero esto no se debe a que ahora tenemos un acceso indiscriminado a la música?

Por supuesto, les cuento a mis hijos lo que para mí era comprar un disco en el Chopo. Nos sentábamos a escucharlo y nadie hablaba, era una época de escasez cultural. Cuando todo empezaba a estar disponible conseguía cosas por mero capricho.

Sé que es un buen escucha de rock progresivo. ¿Cómo llegó a este género?

Llegué por Genesis y su disco A trick of the Tail, un amigo lo tenía y me parecía la cosa más maravillosa e incomprensible. A partir de ahí seguí con Yes, Pink Floyd y Brian Eno.

¿Quién es su santo patrón del rock progresivo?

Peter Gabriel es mi héroe, luz y guía. Siempre he sido muy fiel a Peter Hammill, pero como Gabriel no hay otro, aunque seguido de cerca por Kraftwerk, This mortal coil, Einztürzende Neubauten. En mis escritos más jóvenes la música estaba muy presente. Mi novela Camino a casa empieza con la muerte de Kurt Cobain.

¿Trabaja con música?

Ya no, perdí la capacidad de hacer una literatura muy conectada con la música. Me desconecté cuando comencé a escribir ensayo.

¿En términos de experimentación, el desarrollo de la música va al mismo paso que la cybercultura?

A riesgo de sonar ignorante me parece que no. Al principio, cuando empieza la cultura cyberpunk había un diálogo importante entre la música y la literatura. William Gibson escribió escuchando las cosas más pesadas de Lou Reed o Bowie; Mark Leyner, un autor que era netamente música esquizofrénica y estridente. Después de ellos llegamos a un tope, aunque entiendo que tal vez sea una apreciación personal.

¿Cuál fue el primer disco que se compró?

Con mi dinero, el de Queen, At night at the opera, me lo acabé. Los juegos vocales eran impresionantes. Poco después Fleetwood Mac, lo sigo oyendo y me parecen maravillosos.

¿De aquella época a quienes sigue escuchando?

Sigo escuchando a King Crimson. Yes se cae lo mismo que algunos discos de Pink Floyd, aunque The Wall y The Final Cut son impresionantes. De los italianos sigo escuchando a Le Orme y Angelo Branduardi. Gracias a la crítica de música descubrí a Morrisey, quien me gusta más ahora que antes y a los Goo Goo Dolls, con su disco Dizzy up the girl.

¿Y quién se cayó del pedestal?

Peter Hammill a quien citaba como la Biblia, ahora me cuesta trabajo; lo siento áspero y rasposo.

¿Se robó algún disco?

Sí, era imposible comprarlo. Me robé en Sears, en las fiestas, etc. Casi seguro me robé Fragile de Yes.

¿Y cuál le robaron y le dolió en el alma?

Uy, muchos, es algo terrible. Con mis migraciones, le dejé mi colección a un muy buen amigo músico, se llamaba Óscar Menzel, pero murió y su novia se los quedó. No tiene la menor intención de regresármelos.

Su descubrimiento musical más reciente es…

Björk, la descubrí gracias a mi hija y me parece que tiene cosas muy interesantes. El grupo Daughter, me gusta mucho. A mi edad busco reproducir las emociones que tuve en ciertos momentos de mi vida. Me encanta Bear in heaven, además porque son mis amigos.

Usted tocó la batería, ¿cómo se llamaba su banda?

Tuve varias, pero sólo con Hidden Port grabé un sencillo, era una época de pacheques. Debería subirlo a You Tube para salvarlo de alguna manera. Eran años muy duros para el rock. A principios de los ochenta no había donde tocar. Íbamos a las escuelas empezábamos con canciones de Los Beatles, pero cuando tocábamos lo nuestro nos cortaban la luz. Era una vida muy sufrida.

¿Qué queda de su vida de roquero?

Muy poco, quisiera comprarme una batería. Hay recuerdos y buenos amigos nada más.

¿Cuál es el mejor concierto al que ha ido y cuál el más aburrido?

El último de Peter Gabriel con Sting, quien no me gusta, pero fue algo muy emotivo. El más aburrido uno de Bob Dylan en el Auditorio Nacional, fue de una abulia impresionante.

El grupo más sobrevalorado de la historia es…

Entre los grandes, Los Rolling Stones, están sobrevalorados aunque tienen canciones fabulosos. Hay otros que ni me interesan como Billy Joel.

¿Qué canción le conmueve?

‘Blood on the rooftops’, de Genesis y ‘Everyday is like Sunday’, de Morrisey.

 Algún gusto culposo…

Muchos y se acentúan con la edad… Bread, Los Carpenters.

libros



Temas relacionados:
Cultura
Libros




    Contenido Relacionado


  1. ‘Lobo’, una novela de Bibiana Camacho con ritmo de Coltrane #Letrasynotas
    Abril 27, 2017 4:07 pm
  2. La misteriosa historia de los manuscritos perdidos de Antonio Vivaldi #Librosynotas
    Abril 20, 2017 2:22 pm
  3. Moby se confiesa en ‘Porcelain. Mis memorias’ #Letrasynotas
    Abril 13, 2017 5:42 pm
  4. Adolfo Vergara Trujillo, el escritor que colaboró con Los Fabulosos Cadillacs #Letrasynotas
    Abril 6, 2017 10:51 am
  5. ‘El teclado de la computadora tiene su propia música’: Julieta García González #Letrasynotas
    Marzo 30, 2017 3:00 pm
  6. Irán Flores, a los 16 años escribe, gana un premio y escucha a The Cure #Letrasymúsica
    Marzo 23, 2017 5:20 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]