Alemania registra récord de inmigrantes, en medio de debate sobre ley
La huida de países en conflicto como Siria se ha convertido recientemente en otro de los motivos de mayor peso para emigrar.
berlin_cnt_18nov09_iStock_b_1

Berlín.- La cifra de inmigrantes censados en Alemania registró un nuevo récord en 2014, un dato que se conoce en medio de un debate en el país sobre una ley completa que regule de forma exhaustiva la inmigración.

Según informó este lunes la oficina federal de estadísticas en Wiesbaden, el año pasado vivían en el país europeo diez millones 900 mil personas procedentes de países extranjeros, lo que supone un aumento del 10.6 por ciento, un millón más que en 2011.

De ellas, un 46 por ciento dispone de pasaporte alemán. La cifra supone el valor más alto desde 2005, cuando comenzó a elaborarse esta especie de microcenso de inmigrantes.

El aumento de la inmigración ha disparado el número de habitantes del país que tienen un transfondo migratorio (personas que llegaron a Alemania desde los años 50, sus descendientes y la población extranjera), que son ya unos 16 millones 400 mil, lo que supone uno de cada cinco (20.3 por ciento) de los 80 millones 890 mil habitantes del país,

Ello supone un millón y medio más, un 10.3 por ciento más que en 2011. Al contrario, la población sin raíces extranjeras se redujo en 885 mil personas, un 1,4 por ciento desde ese año.

De esas personas con trasfondo migratorio, más de la mitad, un 56 por ciento, está nacionalizado.

Desde 2011, las cifras de inmigrantes llegados a Alemania no han dejado de aumentar.

Especialmente significativo ha sido el aumento de inmigrantes de países de la Unión Europea (UE), con 620 mil personas (un 18.3 por ciento).

Los ciudadanos de la UE tienen libertad de movimiento en el conocido como espacio Schengen y pueden establecerse en cualquier país comunitario.

La mayor parte del aumento de inmigrantes de la UE se debió a los llegados desde Polonia (+16.7 por ciento), Rumanía (+28.7 por ciento), Italia (+14.6 por ciento), Bulgaria (79.4 por ciento) y Hungría (+51.9 por ciento).

También desde 2011 aumentó considerablemente el número de inmigrantes procedentes de países extracomuniarios, especialmente de China (38 mil o un 54.1 por ciento más).

Desde el estallido del conflicto armado en Siria en 2011, la cifra de inmigrantes llegados a Alemania aumentó un 96.8 por ciento (35 mil personas), mientras los procedentes de India aumentaron 60.6 por ciento en 28 mil.

Un dato que ha cambiado significativamente es el perfil educativo de los inmigrantes en Alemania: mientras de los llegados hasta 1990 de entre 25 y 35 años sólo el 18.1 por ciento tenía estudios universitarios, ese porcentaje se dispara al 43.7 por ciento entre los llegados de 2011 a 2014.

En el caso de la población alemana sin trasfondo migratorio, el porcentaje de habitantes con estudios universitarios es del 24.1 por ciento.

Sin embargo, de los recién llegados también es alto el porcentaje de personas sin formación profesional, un 27.8 por ciento, frente al 9.1 por ciento de la población alemana sin raíces extranjeras.

El 8.0 por ciento de los recién llegados carecen también de formación escolar, algo que sólo afecta al 1.9 por ciento de la población alemana.

El microcenso elaborado por la oficina de estadísticas ofrece también un panorama sobre los motivos principales que llevan a la gente a emigrar a Alemania.

Mientras años atrás la reunificación familiar primero y la búsqueda de empleo después eran los motivos principales, desde el estallido de la crisis financiera en 2008 el motivo principal pasó a ser la búsqueda de trabajo.

El dato se conoce en medio de un debate desatado en Alemania en torno a la necesidad de aprobar una ley de inmigración, ya que hasta el momento el país cuenta con diversas normativas migratorias, pero carece de una ley completa que regule el fenómeno.

La Unión Democristiana (CDU), el partido de la cancillera alemana Angela Merkel, cambió la postura defendida durante años y se mostró a favor de una regulación de ese tipo, que establezca límites y también objetivos y perfiles de inmigrantes que Berlín necesita, pero su “hermano bávaro”, la Unión Social Cristiana (CSU) se opone al considerar que tendría un efecto llamada.

El ministro de la Cancillería, Peter Altmaier, un hombre cercano a Merkel, alega que Alemania es el segundo país con más inmigración del mundo, por detrás de Estados Unidos, y considera normal una ley que regule la inmigración y la apertura de un debate sobre la forma de atraer a los inmigrantes cualificados al país.

Sin embargo, el líder de la CSU, Horst Seehofer, consideró en una entrevista el domingo en la televisión pública alemana, que una ley migratoria atraerá a más inmigrantes al país.

En lugar de ello, el primer ministro de Baviera propuso un debate sobre el “abuso del derecho de asilo” que en su opinión utilizan muchos inmigrantes.

La CDU quiere abrir el próximo 14 de septiembre un debate sobre una ley de ese tipo, tras las continuas demandas de su socio de coalición de gobierno, el Partido Socialdemócrata (SPD), y también de la oposición, los municipios y asociaciones de empresarios.

La población alemana también estaría a favor de una ley de ese tipo, según una encuesta realizada por la televisión alemana y publicada el pasado 30 de julio. (Con información de Notimex)



Temas relacionados:
Europa
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Inflación se acelera y sube 3.31% en noviembre
Es la más alta desde el 4.08 por ciento que registró en diciembre