Sofia Coppola, una leyenda por mérito propio
La realizadora se convirtió en la segunda mujer en ganar una Palma de Oro en la categoría de Mejor Dirección durante el Festival de Cannes 2017.
(Foto: Reuters)

En 1979 Sofia Coppola recorrió la alfombra roja del Festival de Cannes sobre los hombros de su padre, Francis Ford Coppola, quien ese año ganó la Pama de Oro por Apocalipsis now. Casi cuatro décadas después, Sofia podría historia en la misma premiación en la que se coronó su padre.

Sofia dio sus primeros pasos en la industria amparada por la sombra de su padre. Su primer guión, Mi vida sin Zoe, usado por Francis Ford Coppola en el colectivo Historias de Nueva York (1989), fue duramente criticado, pese a que la autora era sólo una adolescente cuando lo escribió.

Actualmente, el nombre de la directora se ha despegado de la leyenda de su progenitor y empieza a labrar su propia historia.

Este año Sofia Coppola se convirtió en la segunda mujer en ganar una Palma de Oro en la categoría de Mejor Director desde la creación del Festival de Cannes, hace setenta años.

El honor de ser la primera directora galardonada en el festival lo conserva la soviética Yuliya Solntseva, por el galardón que obtuvo con su cinta sobre la Segunda Guerra Mundial, The Story of the Flaming Years, en 1961.

El hecho de que los premios de ambas mujeres estén separados por más de cincuenta años es un signo de alarma sobre la falta de equidad de cine.

El estudio anual Techo de Celuloide, realizado por el Centro de Estudios de Mujeres en Televisión y Cine reveló que sólo 17% de los directores, fotógrafos, productores, escritores y editores de las 250 cintas más taquilleras de Estados Unidos en 2016 fueron mujeres.

El porcentaje es más alarmante si se considera que es la misma cifra que había en 1998, cuando la Universidad Estatal de San Diego comenzó a elaborar este reporte.

La escasez de mujeres detrás de la lente también tiene un costo para el público. Mientras que directores pueden dar su visión de la vida de las mujeres, a las realizadoras se les priva de esa voz, de manera que el diálogo entre ambos puntos de vista pasa a ser un monólogo.

Como miembro del jurado de Cannes este año, la actriz Jessica Chastain dijo que ver la representación de la mujer en las cintas que participaron en el certamen “fue bastante perturbador”.

“Espero que a medida que incluyamos más mujeres narradoras, tendremos más de las mujeres que reconozco en mi vida diaria. Unas que son proactivas, que tienen su propia agenda y no sólo reaccionan a los hombres alrededor de ellas”, comentó.

 

Una voz que resuena en la industria

Y si alguien se ha caracterizado por dar una visión interna al mundo femenino, es Sofia Coppola. Querida por unos y odiada por otros, la directora ha tenido una carrera llena de altibajos.

Fue gracias a esta directora que la carrera de Bill Murray resurgió, luego de su actuación en Perdidos en Tokio, cinta con la que Coppola se convirtió en la primer mujer estadounidense nominada al Oscar por Mejor Dirección.

En contraste, Ladrones de la fama y María Antonieta recibieron críticas divididas que por un lado desaprobaban los excesos visuales que revestían historias débiles, mientras que otros aplaudían el estilo estético de la realizadora y la conducción de los actores.

Su obra más recordada es también una de las que inicialmente tuvo el menor éxito comercial. Las vírgenes suicidas, adaptación de la novela homónima de Jeffrey Eugenides, fue la ópera prima de Coppola y logró lo que sigue siendo el punto fuerte de la autora: capturar la esencia de las mujeres, con sus contradicciones y virtudes.

En su más reciente trabajo, Coppola regresa al tema femenino con The Beguiled, cinta que narra la llegada de un soldado herido a una escuela de mujeres durante la Guerra Civil de Estados Unidos. Con las actuaciones de Colin Farrell, Kristen Dunst, Ell Fanning y Nicole Kidman, la película logró conquistar al jurado del certamen francés.

La cinta se presta también a un experimento involuntario. La novela original ya había sido llevada a la pantalla grande en 1971 por el director Don Siegel, con la actuación de Clint Eastwood.

Ahora, frente a la nueva versión, podremos detectar los contrastes entre las visiones de ambos directores, nutridas por sus estilos estéticos, enfoques narrativos y sí, también por su género. Quizá cuando terminen los créditos de ambas cintas descubriremos la razón por la que vale la pena tener mujeres detrás de la cámara.

Tráiler de The Beguiled



Temas relacionados:
Cine
Cultura
Espectáculos
Género




    Contenido Relacionado


  1. Latas de sopa, Marilyn y Mao: Warhol invade el Jumex
    Junio 1, 2017 8:00 pm
  2. Premian en Cannes a ‘Las hijas de Abril’, del mexicano Michel Franco
    Mayo 27, 2017 2:20 pm
  3. Realidad virtual, otra frontera superada por Alejandro González Iñárritu
    Mayo 27, 2017 12:08 pm
  4. Recaudan 20 millones contra el Sida en gala de superestrellas en Cannes
    Mayo 26, 2017 2:04 pm
  5. Hace 40 años, en una galaxia muy, muy lejana… (Video)
    Mayo 25, 2017 6:52 pm
  6. IMCINE promueve en Cannes venta y coproducciones de cine mexicano
    Mayo 23, 2017 9:55 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]