Turquía, el mayor represor de periodistas del mundo
Bajo el título “Una prisión de silencio: la muerte del periodismo en Turquía”, Amnistía Internacional aseguró que el periodismo independiente de Turquía está al borde del abismo.
(Foto Reuters)

Amnistía Internacional denunció hoy que Turquía es el mayor represor de periodistas del mundo, con más de 120 detenidos y el cierre de 160 medios cerrados, que llevó a más de dos mil 500 comunicadores a quedar sin trabajo.

En el marco del Día Mundial de la Libertad de Prensa, que se conmemora hoy 3 de mayo, la organización publicó un informe en el que afirma que Turquía se ha ganado, la no grata medalla al mayor país carcelero de periodistas del mundo.

Bajo el título “Una prisión de silencio: la muerte del periodismo en Turquía”, AI aseguró que el periodismo independiente de Turquía está al borde del abismo, debido al miedo de los periodistas a ser encarcelado por criticar a las autoridades

“El miedo es palpable: las columnas de los diarios y los programas de debate de temas de actualidad, muy populares en Turquía, apenas contienen opiniones expresamente divergentes o muy diversas”, destacó.

La organización defensora de los derechos humanos, con sede en esta capital, destacó que aunque el periodismo no es un crimen, más de 120 profesionales de los medios permanecen detenidos en Turquía, desde el fallido de golpe de Estado del pasado 15 de julio.

“Una gran cantidad de periodistas independientes de Turquía se consumen entre rejas, recluidos durante interminables meses sin cargos ni juicio, o se enfrentan a procesamiento sobre la base de vagas leyes antiterroristas”, indicó en el informe Salil Shetty, secretario general de AI.

A esto se suma un sinnúmero de periódicos, radios y televisiones que fueron cerradas por decreto, tras la declaración de estado de emergencia de tres meses, emitida por el gobierno turco tras la intentona golpista.

En julio pasado, tras un intento violento de golpe de Estado que el presidente Recep Tayyip Erdogan y el gobierno atribuyeron a personas leales al clérigo Fethullah Gülen, se decretó un estado de excepción que aún continúa vigente.

“A escala mundial, un tercio de los periodistas y personas que trabajan u ocupan cargos directivos en medios de comunicación encarcelados del planeta están en prisiones turcas, la inmensa mayoría en espera de juicio. Algunos llevan meses entre rejas”, subrayó AI.

Los periodistas, agregó, vienen siendo objeto de una campaña de represión sin precedentes dirigida contra todos los medios de comunicación de la oposición.

En este contexto, AI, con el apoyo de otras organizaciones, promueve a través de Twitter la campaña #FreeTurkeyMedia, con la que anima a la comunicadores de todo el mundo a publicar un “selfie” para denunciar la situación y solicitar la liberación de periodistas en Turquía.

AI instó a Erdogan a levantar los cargos contra periodistas y profesionales de los medios que están detenidos, a poner fin al uso rutinario de la prolongada detención preventiva y a revocar los decretos ejecutivos que llevaron al cierre de 156 medios de comunicación.

Además pide la modificación del el artículo 7/2 de la Ley contra el terrorismo sobre cartigar a quien “hagar propaganda a favor de una organización terrorista” a fin de que ésta sólo prohíba actos que constituyan incitación a la violencia.

“Todos aquellos que se encuentren en posiciones de influencia, tanto dentro como fuera de Turquía, tienen la responsabilidad de presionar a Turquía para que invierta la catastrófica espiral de represión contra los medios que se produce desde los últimos meses y años”, sentenció el organismo. (NTMX)



Temas relacionados:
Periodistas
Turquía


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]