Columnas financieras del 2 de diciembre: La renuncia de Carstens a Banxico
Los diarios de circulación nacional presentan opiniones y editoriales con información y trascendidos relevantes en materia económica.

Capitanes. Reforma. Vaya salto que está dando Agustín Carstens al primer mundo, quizás el mayor que ha dado un funcionario mexicano. De acuerdo con el reporte anual del Banco Internacional de Pagos, hoy dirigido por el español Jaime Caruana, el gerente general gana 743 mil 410 francos suizos al año, más una compensación anual no definida y otro monto por derecho de pensión. Esto equivale hoy a 15 millones 295 mil 863 millones de pesos mexicanos. Ni el Presidente, por supuesto.

Gerardo Esquivel. El Universal. El tipo de cambio en enero de 2010, cuando tomó posesión del Banco de México Agustín Carstens, era de $13 pesos por dólar. Hoy es de $20.74, un aumento de casi 60% en el tipo de cambio en menos de siete años. El crecimiento económico ha sido relativamente mediocre, por debajo de 3% anual y menos de 1% en términos per cápita. La inflación, si bien se ha mantenido relativamente baja, nunca ha estado debajo de 3% desde 2010 y en dos años incluso estuvo por encima de 4% anual.

Trascendió. Milenio. Que las opciones en el Banco de México, con la renuncia de su gobernador, se pueden barajar a partir del artículo 41 de la ley de ese órgano autónomo: Agustín Carstens fue propuesto por Enrique Peña Nieto para un segundo periodo de seis años y ahora el Presidente puede presentar una propuesta en el Senado por un personaje que concluya el periodo del renunciante, es decir, cuatro años y medio. De otra forma, tendría que proponer un subgobernador (son cinco) para ocho años y entonces la Junta de Gobierno decidiría quién sería su jefe, el nuevo gobernador.

Nombres, nombres y… nombres. Milenio. Alberto Aguilar. Muy temprano, Eugenio López Garza, timón de Fitch, puso el dedo en la llaga, tras conocerse la renuncia de Agustín Carstens a Banxico para asumir el BPI. El momento dijo el especialista, no es el mejor, y se suma como otra variable al entorno incierto que prevalece. De hecho el peso se depreció. Carstens se ha ganado a pulso la confianza de los inversionistas y es elevado el riesgo de que el gobierno de Enrique Peña Nieto aproveche para demeritar la autonomía del banco central al colocar un funcionario afín.

La Gran Depresión. El Economista. Enrique Campos Suárez. No es el mejor momento para anunciar la salida de Agustín Carstens del Banco de México y tampoco lo será en julio del próximo año, cuando se concrete esta salida, pero el timing del Banco de Pagos Internacionales es diferente al de nuestras angustias financieras locales. Carstens no es solamente un financiero de alta eficiencia sino es además un ícono de estabilidad para este país, por lo tanto, vale la pena conocer cuáles son las causas que ahora motivan su salida.

Frentes Políticos. Excélsior. La noticia tomó por sorpresa. Agustín Carstens deja el Banco de México y todos se preguntan: ¿Por qué lo hace en un momento tan delicado, como lo es la llegada de Donald Trump, el 20 de enero, a la Presidencia de Estados Unidos? Su renuncia alertó a los diputados federales. Unos consideraron que el país pierde, otros que su nombramiento como gerente general del Banco de Pagos Internacionales reconoce su desempeño en México y otros tantos pugnaron para que su ausencia no genere inestabilidad.

Activo Empresarial. Excélsior. José Yuste. Carstens fue elegido gerente del Banco de Pagos Internacionales por los propios banqueros centrales, y nada menos en la votación estuvieron Janet Yellen, presidenta de la Reserva Federal de EU, y Mario Draghi, banquero central europeo, entre otros. Carstens sustituiría a Jaime Caruana, quien fuera el banquero central de España, y llegaría a la gerencia del Consejo de Administración del Banco de Pagos Internacionales para octubre de 2017.

México SA. La Jornada. Carlos Fernández-Vega. Agustín Carstens resultó más guapo que bonito. Tonto no es, y sabe que la situación financiera del país está a un tris de convulsionarse y, por lo mismo, teme que la bomba le estalle en la cara. Ante esa cruda realidad, el afamado doctor catarrito organiza su exilio dorado: renuncia al Banco de México, garantiza una beca igual de jugosa que de maravillosa, hace maletas y se refugiará en la bella ciudad de Basilea, Suiza, donde está la sede del Banco Internacional de Pagos, del que será nuevo gerente general a partir de octubre próximo.

Amarres. El Financiero. Jorge Castañeda. Todas las críticas al arreglo que le impuso Donald Trump a United Technologies–Carrier de suspender la transferencia de por lo menos mil empleos de Indiana a Monterrey son válidas. Se puede convertir esto, a través del síndrome de daño moral, en un incentivo para que otras empresas norteamericanas chantajeen al Ejecutivo, amenazando con irse a México y luego pactando incentivos, subsidios, apoyos de diversa índole. No es una política generalizable: Trump no puede hablarle personalmente, o a través de su vicepresidente, a los ejecutivos de todas las empresas que piensen venir.



Temas relacionados:
Banxico
Dinero y Economía
Opinión




    Contenido Relacionado


  1. Columnas financieras del 1 de diciembre: Slim, América Móvil y Trump-Carrier
    Diciembre 1, 2016 6:43 am
  2. Columnas financieras del 30 de noviembre: AMX-MVS, TLCAN y el TPP
    Noviembre 30, 2016 6:39 am
  3. Columnas financieras del 29 de noviembre: 5° año de EPN; multa a Chivas TV
    Noviembre 29, 2016 6:21 am
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]