“El Licenciado”: de mano derecha a ‘Judas’ de “El Chapo”
"Hace 18 años, el poder del Licenciado dentro del Cartel de Sinaloa y su traición eran impensables", señaló la periodista Anabel Hernández.
(Foto: Reuters)

Dámaso López Núñez, presunto líder del cartel de Sinaloa, fue detenido este martes en la Ciudad de México.

Apodado “El licenciado”, se convirtió en uno de los hombres de confianza de Joaquín “El Chapo” Guzmán desde hace 18 años.

Luego de haber sido capturado en 1993 , Guzmán pasó una temporada en la cárcel de máxima seguridad de Almoloya de Juárez, Estado de México. Sin embargo, luego de casi tres años su suerte cambió al ser transferido al Penal de Puente Grande en Guadalajara, lugar en donde conoció a Dámaso, un ex comandante de la policía judicial de Sinaloa y subdirector del penal.

“Tras su llegada a Puente Grande, acompañado por un equipo de colaboradores que se hacía llamar los Sinaloas —integrado por comandantes y custodios— en poco tiempo logró hacer que la estancia del Chapo en la prisión fuera más llevadera. Con la complicidad de los directores del penal, Mario Marín, primero, y Leonardo Beltrán Santana, después, así como de autoridades de la Secretaría de Gobernación, López Núñez se convirtió en el genio de la lámpara maravillosa que cumplía todos los deseos del Chapo”, escribió la periodista Anabel Hernández en el reportaje “¿Quiénes son los herederos de Joaquín Guzmán Loera, el Chapo?” publicado en el número de abril 2017 por la Revista Gatopardo.

Conocida por el libro Los señores del narco (2010), Hernández sabe a detalle cómo se maneja uno de los mayores cárteles de México y en su reciente texto resalta la importancia de “El Licenciado” y la traición de éste.

Durante mucho tiempo Dámaso fue la mano derecha de Joaquín Guzmán: “El Licenciado actuaba como un perro que respondía a la más mínima seña de su amo y así se fue ganando la confianza ciega de Guzmán Loera“, describió Hernández pues él se encargaba de cumplir cualquier tipo de capricho que el capo tuviera, ya fueran “teléfonos celulares, comida de los mejores restaurantes de Guadalajara, alcohol, droga, viagra, la entrada de grupos musicales” e incluso mujeres.

Sin embargo, nada de esto fue gratis, cada deseo era pagado “con el dinero que enviaba el primo del Chapo, el narcotraficante Arturo Beltrán Leyva, el cual distribuía entre el personal del penal y algunos internos con la misma naturalidad de quien reparte caramelos en una fiesta infantil”. Pero esto no aseguró la lealtad de todas las autoridades del penal, pues la periodista explica el caso de “Manuel García Sandoval, quien en ese entonces trabajaba de oficial de seguridad interna en el área donde se encontraba la celda de Joaquín Guzmán Loera”.

A García Sandoval le costó una golpiza en su domicilio y frente a su esposa por parte de Los Sinaloas, quienes enviados por “El Licenciado” el 8 de octubre del 2000, se encargaron de dejarle clara la situación privilegiada en la que vivía Guzmán dentro de Puente Grande.

Tiempo después, “El Chapo” Guzmán escapó gracias con ayuda de muchos, entre ellos Dámaso López e Ismael ‘El Mayo’ Zambada, quien lo acogió en el cartel del que ambos se convirtieron en “los dos amos del vasto reino de drogas”, señaló la periodista.

“López Núñez comenzó a coordinar operaciones para ambos, aunque su jefe directo era el Chapo. Negociaba con los proveedores de cocaína colombianos a nombre del Cartel de Sinaloa para el suministro a Estados Unidos”, fue así como poco a poco, El licenciado fue ganando terreno en la organización criminal.

“Las cosas cambiaron radicalmente en enero de 2016 tras la reaprehensión de Guzmán Loera en Los Mochis, Sinaloa, y la inmediata solicitud de extradición del gobierno de Estados Unidos… Tras los primeros meses de prisión, los hijos del capo se percataron de que el poder de su padre estaba debilitándose […] El Chapo se había quedado solo de repente, como un rey sin súbditos. El fin de su era había comenzado”.

Sin embargo sus hijos, “Chapito y Alfredillo comenzaron a presionar al Licenciado para que compartiera el negocio de su padre con ellos […] El Licenciado les dio largas, sin confrontarse directamente con ellos. Ante el evidente declive, él fue adquiriendo mayor poder y lealtades dentro de la facción del Chapo. Súbitamente comenzaron ataques armados contra la familia de Guzmán Loera, otrora impensables”.

Pero ahora, con la aprehensión de El Licenciado, la situación cambió y el futuro de uno de los carteles de drogas más peligrosos de México está otra vez en duda tras perder a otro líder en tan poco tiempo.

(Con información del número 180 de Revista Gatopardo)







    Contenido Relacionado


  1. Dámaso López Núñez ya había ganado la guerra al interior del Cártel de Sinaloa: Anabel Hernández
    Mayo 2, 2017 10:28 am
  2. Capturan a Dámaso López Núñez, “El Licenciado”
    Mayo 2, 2017 8:05 am
  3. Captura de Dámaso López, “El Licenciado”, frena alianza con otro grupo criminal
    Mayo 2, 2017 2:13 pm
  4. Así fue la detención de “El Licenciado”, presunto líder del Cártel de Sinaloa (Fotos)
    Mayo 2, 2017 1:32 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]