Motín en prisión de Brasil: 56 muertos; algunos, decapitados (Video)
El violento episodio comenzó en la tarde del domingo. Fueron unas 12 horas de enfrentamientos en el interior de la prisión, informó el secretario de Seguridad Pública del estado de Amazonas, Sergio Fontes.
Foto: Xinhua

Río de Janeiro.- Al menos 60 muertos es el saldo que dejó un violento amotinamiento registrado en el complejo penitenciario Anísio Jobim (Compaj) en la ciudad de Manaus, en la región norte de Brasil, confirmaron fuentes oficiales.

La rebelión se dio por concluida al mediodía de este lunes, poco después de que entró al lugar el Batallón de Choque, tras 12 horas de enfrentamientos en el interior de la prisión, informó el secretario de Seguridad Pública del estado de Amazonas, Sergio Fontes.

La cifra de víctimas oficial asciende a 60 y aunque no se precisó el número de heridos, se teme que el saldo mortal podría aumentar en las próximas horas.

Durante el enfrentamiento escaparon 90 presos, de los cuales ya fueron capturados 40.

Las autoridades cerraron la cárcel y procedieron a una inspección interna, tras la cual en conferencia de prensa indicaron el número de cuerpos que encontraron y que serían trasladados para su identificación antes de entregarlos a sus familiares.

Si se confirma la estimación de víctimas, este violento episodio en la cárcel de Anísio Jobim sería el segundo mayor en términos de víctimas en la historia de Brasil, detrás del ocurrido en Carandiru, Sao Paulo, en 1992, que se saldó con 111 vidas.

La rebelión comenzó la víspera con un enfrentamiento entre grupos de prisioneros rivales, presuntamente vinculados al tráfico de drogas, pero rápidamente dio origen a una batalla campal generalizada, de acuerdo con reportes del periódico brasileño O Globo.

Las autoridades creen que la rebelión comenzó por la pelea entre miembros del FDN, que tiene un gran poder en la región norte del país, y el Primer Comando de la Capital (PCC), asentado en Sao Paulo.

La entrada del Batallón de Choque fue posible hasta esta mañana después de negociaciones con los grupos que asumieron el control de la situación en el interior del penal, quienes habían tomado a 12 funcionarios como rehenes, quienes más tarde fueron liberados.

El centro penitenciario en cuestión fue construida para 454 reclusos, pero se cree que ha mantenido a casi 600.

Este lunes, decenas de personas han acudido a la puerta de la prisión para conseguir información de sus familiares presos. Una mujer, que ha pedido no ser identificada, busca a su marido desde primera hora. “Yo estaba allí por la tarde en la horas de visitas. Estábamos allí cuando oímos el ruido de los disparos, muchos disparos. Nos fuimos y no vimos nada. Vine a saber qué ha pasado, pero nadie dice nada”, reveló angustiada.

La Orden de los Abogados de Brasil (OAB) -el colegio profesional que ha participado en las negociaciones para poner fin a la rebelión- ha indicado que durante el motín hubo varias decapitaciones y algunos cuerpos fueron quemados y mutilados.

(NTMX/ Teleam/Con información de Infobae)



Temas relacionados:
Brasil


Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]