¿Qué es la “toma de Caracas”?
Este 1 de septiembre la oposición venezolana realiza una manifestación multitudinaria.
SOP AP SPANI SPANFILE_BARR(4)
Foto: AP

La oposición venezolana marchará este jueves por tres de las principales avenidas del este de Caracas pero hay dudas sobre si podrá lograr una contundente participación que le permita impulsar la realización este año del referendo revocatorio del mandato de Nicolás Maduro.

La marcha se produce en medio de una creciente incertidumbre ante las denuncias de las autoridades sobre supuestos planes violentos y los señalamientos de persecución de los opositores.

El oficialismo también convocó para el jueves a una movilización en la céntrica avenida Bolívar.

“Esta no es una marcha cualquiera”, afirmó el secretario ejecutivo de la alianza opositora Jesús Torrealba. En diálogo con The Associated Press sostuvo que la manifestación marcará el “principio de un proceso de lucha persistente, escalonado” que tiene como objetivo la realización en el corto plazo de la consulta popular.

Al ser consultado sobre las proyecciones de asistencia a la llamada “Toma de Caracas” el dirigente indicó que “no estamos en las condiciones de país para decir cuántos asistirán” pero planteó que esperan lograr una de las “mayores concentraciones” de la historia política. Las tres avenidas donde se realizarán las movilizaciones tienen una capacidad para aglutinar cerca de un millón de personas, según estimaciones de la oposición.

Tras una larga travesía de casi una semana que implicó un recorrido de más de 600 kilómetros, que lo hicieron cruzando selvas a pie durante dos días, navegando en canoas por el río Orinoco, y atravesando carreteras en camiones y autobuses, cerca de centenar de indígenas de las etnias piaroa y jiwi del estado suroriental de Amazonas llegaron este miércoles a la capital para sumarse a la marcha opositora.

“Hicimos este largo camino para exigir que se nos respete y hacer valer nuestros derechos como nativos de Venezuela, los originarios, porque están atropellando nuestros derechos y estamos siendo marginados hoy en día por el gobierno”, afirmó la indígena Orfilia Fernández, que pertenece a la etnia jiwi.

Ataviada con un vestido típico de color marrón claro, una pequeña corona adornada con semillas, y los pómulos pintados con figuras geométricas rojas que simbolizan la lucha, Fernández, de 39 años, sostuvo que decidió dejar a sus seis hijos y su pequeña comunidad en la selva del Amazonas para “luchar por un futuro mejor”.

“Vine por los presos políticos a ver si los pueden liberar”, dijo Miguelina Caballero, una indígena de la etnia piaroa, a través de un intérprete, al explicar que decidió venir a Caracas para protestar por la detención de Javier Infante, un miembro de su comunidad que fue apresado por las autoridades por supuestas irregularidades en las elecciones parlamentarias de diciembre pasado que llevaron al Tribunal Supremo de Justicia a suspender a los tres diputados que fueron electos en Amazonas.

La coalición opositora, que consolidó una mayoría contundente en las elecciones parlamentarias de diciembre de 2015 al derrotar al oficialismo y lograr el control de la Asamblea Nacional, no ha tenido en los últimos años manifestaciones de las dimensiones de 2002 previas al fallido golpe de Estado contra el entonces presidente Hugo Chávez, cuando se movilizaron más de un millón de personas en Caracas.

“Me atrevería a proyectar que ésta va a ser una manifestación muy grande”, afirmó Luis Vicente León, presidente de la encuestadora local Datanálisis al señalar que la larga planificación de la movilización, la unificación de los diferentes partidos que integran la coalición opositora y la convocatoria pacífica hacen prever que habrá una multitudinaria participación.

León dijo que las denuncias de las autoridades sobre posibles hechos violentos pueden generar algún impacto entre los seguidores de la oposición pero sostuvo que esos intentos para atemorizar no evitarán una gran marcha.

Al ser consultado sobre lo que ocurrirá después del 1 de septiembre el analista admitió que no está claro cómo la oposición podrá lograr la presión suficiente para que las autoridades electorales permitan la realización este año del referendo y si el gobierno estará dispuesto a entregar el poder por la vía de una consulta.

La oposición apuesta a realizar este año el referendo pero el cronograma que planteó recientemente el Consejo Nacional Electoral ha generado dudas de que la consulta pueda darse antes del 10 de enero de 2017, cuando se completa más de la mitad del mandato de seis años de Maduro.

La constitución establece que de realizarse el referendo luego de superarse más de la mitad del período presidencial los dos últimos años del gobierno deben ser completados por el vicepresidente de turno. (AP)

Audio de Radio Media Naranja:



Temas relacionados:
América Latina
Venezuela


    Contenido Relacionado


  1. PORTADA_JUEVES_010916Trump dice que México pagará muro; Rousseff destituida y marcha en Venezuela (Video)
    septiembre 1, 2016 7:10 am
  2. SOP AP SPANI SPAN  BR_MontVenezuela, Ecuador y Bolivia retiran embajadores de Brasil por “golpe de Estado”
    agosto 31, 2016 7:49 pm
  3. SOP AP SPANI SPANFILE_BARR(1)Venezuela: crece incertidumbre por marcha opositora
    agosto 30, 2016 3:15 pm
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Inflación se acelera y sube 3.31% en noviembre
Es la más alta desde el 4.08 por ciento que registró en diciembre