“Siempre me gustó ser crítico frente a los poderosos”: Günter Wallraff en CNN
“Hoy la imagen de Alemania y de los alemanes está mejor, mucha gente joven piensa distinto, por suerte”, dijo en la entrevista.
wallraff
(Foto: Archivo)

Günter Wallraff es un afamado y polémico periodista de investigación que adquiere la identidad de un personaje y se mete al lugar que quiere investigar.

En entrevista para Aristegui CNN, comentó que “si no hubiera controversia eso sería malo, busco conflictos y discusiones, tengo enemigos muy poderosos, mis libros están reconocidos por jueces y no hay ningún libro donde no tuviera juicios, y gané todos. Yo quiero explicar explicar y descubrir injusticias, intento que se mejore la situación para la gente, en un sentido soy reportero para mucha gente y por otro lado también soy activista defendiendo los derechos humanos, también soy una persona que le gusta jugar otros roles”.

“Tenía muy baja autoestima como joven y con estos trabajos, mi autoestima cambió. Yo intento jugar un rol y ver cosas que normalmente la gente no hace, provocando cosas, en ese sentido soy como actor y dramaturgo, luego escribo las cosas como yo lo vi, como yo lo sentí”, confesó.

Encubrir su verdadera personalidad para poder obtener información, “era una cosa que quería hacer, cubrí cosas bajo mi nombre, hice reportajes sobre empresas importantes como Ford o Siemens, bajo mi nombre lo publiqué, después hicieron papeles que decían por favor no empleen a este señor, como salida de emergencia tenía que buscar identidad para seguir trabajando, era una necesidad hacerlo, como persona ya no me dejaron entrar a las empresas”.

Reveló que nunca aprendió el periodismo, sino que es autodidacta, “creció por sus experiencias… siempre me gustó ser crítico frente a los poderosos”.

Durante la entrevista, la periodista Carmen Aristegui, mostró un cartel en el que se observa la fotografía de diversas personalidades que ha adquirido Wallraff a lo largo de su trayectoria, de una de ellas explicó que “era como trabajador de una fábrica metalúrgica”, otra fotografía de su identidad encubierta es de “una persona que recibe gente, portero de una agencia de seguro, otra es en la dictadura en Grecia contra los militares, yo me fui con una cadena para protestar contra dictadura y pedir la libertad de los presos políticos, ahí me arrestaron y torturaron, me metieron preso más de 14 meses”.

Esa última foto la describió como la de “un loco que sale de un manicomio”.

En otra imagen, dijo que era un “ex general hablando con el general Spíndola quien estaba preparando e golpe de Estado en Portugal, pensaba que yo apoyaba la extra derecha en Alemania, pensó que yo quería apoyar”.

También hay una fotografía en la que aparece encubierto como “chofer,  de un empresario que dejó a la gente trabajar en condiciones con rayos nucleares, bajo una horrible situación”.

Otra es “trabajando en un call center en Alemania  hace algunos años; otro, como mensajero que lleva paquetes, ahí teníamos que trabajar 14-15 horas… eso fue un reportaje muy fuerte, después tenán que cambiar la situación para las personas que son mensajeros”.

Juicios contra Wallraff

Detalló que “el juicio que me hizo el diario Bild Zeitung, viendo cómo ellos falsifican información, entonces ellos intentaron prohibir mi libro, tenía 250 marcos de casos del juicio, la más alta instancia en Alemania, decidió que este libro sí esté libre, no hay ninguna censura, hizo una decisión histórica… que dice ‘si hay cosas importantes que el público alemán tiene derecho de verlo, es más importante que el público tenga la información’. Este juicio de principios, que la libertad de expresión y el derecho a la información es más importante que un pequeño fraude por presentar una identificación falsa”.

Uno de sus libros no se pudo traducir en inglés porque Estados Unidos amenazó con emprender un juicio que costaría mucho dinero, por lo que era “imposible tomar el riesgo”, sin embargo “no fue publicado en Estados Unidos, pero fue traducido en más de 20 idiomas, eso también es una ventaja”, señaló el periodista.

Los alumnos de Wallraff

Indicó que “en Alemania tengo una fundación para jóvenes periodistas, para que ellos puedan buscar temas y trabajar según mi método en sectores donde normalmente no se podría trabajar, yo apoyo para que puedan trabajar ahí,  y también publico libros donde no cobro nada; estoy invitando a México a hablar con jóvenes periodistas que están explicando sus trabajos y muy interesado de lo que me van a decir. Capaz de que les puedo dar un tip o ellos me van a dar un tip”.

Historia que marcó su vida

Al inicio “cuando trabajé, cuando fui recluta en el Ejército alemán y yo me negué a tomar un fusil, en esa época en el Ejército alemán había muchos ex nazis y ellos me metieron preso, me metieron en un hospital psiquiátrico… nunca negué publicar eso, el Ejército me mandó a una sección cerrada de la unidad psiquiátrica, dice que tengo una personalidad anormal que no se puede usar ni para la paz ni para la guerra”.

Esa experiencia “creó un shock que me pasó en el Ejército alemán, para mí fue una cosa importante y yo crecí y dije ahora más que nunca, empecé a trabajar de esta manera, con una nueva orientación, soy una persona distinta hoy”.

Y recordó que en “el Museo del Ejército alemán ellos reconocen su error, dicen que fue un grave error tratar a un joven soldado como me trataron a mí”.

Cuando el periodista escribió Cabeza de turco, “había mucho racismo contra los turcos, mucho racismo con palabras contra los turcos, en general los trataron muy mal, por suerte y también gracias a los libros esta fase se superó, hoy la población turca está bastante integrada en la sociedad alemana, también ahora hay un ambiente mucho más positiva”.

“Hoy la imagen de Alemania y de los alemanes está mejor, mucha gente joven piensa distinto, por suerte”, aseveró.

Sobre México señaló que le gustan “los pueblos indígenas, sus vidas, su cultura, sus problemas, y también la gran diferencia entre los más ricos del mundo como lo hay en México, y mucha gente pobre, esta situación brutal entre pocos que tienen mucho, y muchos que tienen poco”.



Temas relacionados:
Alemania
Periodismo
Periodistas
Escribe un comentario

Nota: Los opiniones aquí publicadas fueron enviadas por usuarios de Aristeguinoticias.com. Los invitamos a aprovechar este espacio de opinión con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características, será removido.

Si encuentras algún contenido o comentario que no cumpla con los requisitos mencionados, escríbenos a [email protected]
 
Inflación se acelera y sube 3.31% en noviembre
Es la más alta desde el 4.08 por ciento que registró en diciembre